VEME Digital » » Desde tu casa descubre Cuicuilco

Desde tu casa descubre Cuicuilco


By VEME - 03/12/21 9:52 AM




Cuicuilco fue un antiguo asentamiento del Valle de México, actualmente localizado en el sur de la Ciudad de México. Con su esplendor en el Preclásico Tardío alrededor del 500 AEC, destaca por su gran templo circular, una de las estructuras monumentales más antiguas de Mesoamérica que influyó en varias pirámides posteriores construidas por los Mayas y Mexicas, entre otras culturas.  Enterrado bajo varios metros de lava y abandonado, Cuicuilco sigue siendo uno de los centros urbanos más antiguo y enigmático.

Un Gran Centro Urbano

Cuicuilco fue habitado durante el periodo en que los pueblos mesoamericanos se estaban transformando en grandes centros poblacionales, los cuales a su vez terminarían convirtiéndose en las grandes ciudades de la región siglos más tarde. En su punto más alto, el sitio pudo haber alcanzado una población de 20,000 personas, gracias a una prosperidad basada en la tierra fértil alrededor del lago del Valle de México. Se han excavado en la zona varias plataformas pequeñas, casas y plazas, lo cual estima haber cubierto alrededor de 400 hectáreas, demostrando así haber sido uno de los primeros grandes asentamientos de Mesoamérica.

El Gran Basamento Circular

En la actualidad, la zona de Cuicuilco destaca por el gran basamento circular. Tal estructura fue construida alrededor del siglo V AEC (confirmado por pruebas de radiocarbón), y mide aproximadamente 135 metros de diámetro de base y 23 metros de altura. El volumen total de la pirámide es de 60,000 metros cúbicos. Tiene cuatro niveles con sus lados inclinados hacia adentro, cada uno más pequeño que el otro. Los cuatro niveles fueron cada una hecho con piedra volcánica y los bloques asegurados con mortero de arcillla. La construcción del basamento sucedió en dos fases distintas. Primero, fueron construidos dos niveles con un templo sobre el nivel superior; posiblemente para asegurar una plataforma seca y permanente sobre las llanuras húmedas debajo. En la segunda fase de construcción, la estructura fue alargada al agregar otros dos niveles superiores, igualmente con un templo en el nivel más alto.CUICUILCO, CON UNA POBLACION DE 20,000 PERSONAS, FUE EL PRIMER ASENTAMIENTO GRANDE DE MESOAMÉRICA

El altar de piedra encontrado por arqueólogos en lo más alto de la pirámide se encontraba originalmente en una estructura con un techo cónico. Agregando unos cuatro metros más al impresionante tamaño de la pirámide, dicha estructura estaba alineada con el sol en el equinoccio. El altar tiene restos de pigmentación roja (cinabrio), sugiriendo que era utilizado para sacrificios en ceremonias religiosas. Excavado junto al altar, se hallaba una figura de cerámica que data del 300 AEC, la cual representa a un anciano con un brasero en su espalda. El historiador R.E. Townsend sugiere que eso puede indicar que los rituales en el altar tenían una relación con el fuego. En las culturas mesoamericanas posteriores, sabemos que los sacerdotes eran responsables de mantener el fuego en los templos.

El acceso a lo más alto del templo era mediante una rampa y tres tramos de escaleras monumentales en el lado este, mientras que en el lado oeste había cuatro tramos. La forma circular de la estructura es muy similar a posteriores estructuras Tarascas y Huastecas, y la presencia de capas y escaleras en el monumento fue una forma temprana de lo que posteriormente se vería en las grandes pirámides en sitios mesoamericanos como Teotihuacán, las ciudades Mayas y la capital Mexica de Tenochtitlán.

Pyramid, Cuicuilco

Al lado del templo se encuentran los sitios fúnebres. Su excavación ha revelado cerámica, urnas de incienso y figurillas de manufactura local. Las figurillas son un arte típico mesoamericano de todos los periodos, y representan humanos, animales y pájaros. Las de carácter femenino son las más comunes, con detalles como la boca y ojos ovalados profundamente grabados en una sola línea.

Destrucción

Cuicuilco fue devastado por lava proveniente del volcán Xitle al final del periodo Preclásico, posiblemente alrededor del 200 AEC. Aproximadamente 150 años más tarde (o incluso en el 100 EC) hubo otra erupción, siendo el sitio abandonado por completo y dejando el camino libre para que Teotihuacán dominara la región en los siguientes 500 años. Si se acepta la fecha más tardía en la segunda erupción, entonces es probable que Teotihuacán ya controlaba Cuicuilco durante esos años. El flujo cubrió el templo y los sitios fúnebres con hasta siete metros de lava, haciendo la excavación imposible en varios de los lugares. No obstante, partes del sitio fueron excavadas y el gran basamento circular redescubierto en la década de los veinte.

http://www.lugares.inah.gob.mx/

Zona Arqueológica de Cuicuilco iniciará la conmemoración de siete siglos de historia

El próximo 21 de marzo, en la zona arqueológica de Cuicuilco, con el equinoccio de primavera iniciará la conmemoración de siete siglos de historia de México-Tenochtitlán.

El gobierno de Ciudad de México anunció que a lo largo del año, habrá numerosas actividades culturales y académicas. Entre ellas, el 5 de abril se representará la ceremonia azteca del fuego nuevo en el cerro de la estrella, en Iztapalapa.

El el 13 se abrirá el museo chinampaxóchitl en el parque ecológico de Xochimilco y el 26 de julio se presentará una animación del recinto sagrado de tenochtitlan en la plancha del Zócalo.

Además, el 13 de agosto, día en que se conmemoran 500 años de la caída de Tenochtitlán, entre otros actos, se cambiará el nombre de la calle Puente de Alvarado, que ahora se llamará calzada México-Tenochtitlán.

Esto, porque Pedro de Alvarado fue uno de los más crueles y sanguinarios comandantes de Hernán Cortés durante la conquista. con estos festejos se busca una mejor comprensión de las culturas que nos formaron como nación.

La Zona arqueológica de Cuicuilco es la más grande de la Ciudad de México. Con más de 18 hectáreas, es uno de los sitios que no han podido ser saqueados, debido a que fue cubierto por una gruesa capa de lava luego de la migración de sus pobladores tras la erupción del volcán Xitle. Apreciaremos sus variantes arquitectónicas, prohibidas en su época de abandono, y veremos el inicio de la forma arquitectónica que caracterizará posteriormente a Teotihuacán.