The Washington Post publicó una nota donde señala que “funcionarios de al menos cuatro países han discutido en privado la forma en la que podrían manipular a , yerno y asesor principal del presidente Trump, aprovechando  sus complejos arreglos comerciales, sus dificultades financieras y la falta de experiencia en política exterior de Kushner”.

The Washington Post cita a “actuales y anteriores funcionarios de estados unidos familiarizados con informes de inteligencia sobre el asunto” y continúa: “entre esas naciones que discutieron formas de influenciar a Kushner en su beneficio estuvieron los Emiratos Árabes Unidos, China, Israel y México”.

El diario dice que “no está claro si alguno de esos países actuó en las discusiones, pero que los contactos de Kushner con ciertos funcionarios de gobiernos extranjeros han generado preocupación dentro de la casa blanca, y es una razón por la que se le restringió el acceso a información altamente clasificada.

Al respecto, la secretaría de relaciones exteriores señaló que las reuniones con Jared Kushner, yerno y asesor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fueron estrictamente profesionales.