VEME Digital » » Violencia social: bullying

Violencia social: bullying


By VEME - 06/19/19 8:00 AM




Violencia social: bullying

Entrevista con Milagros Figueroa Campos  profesora de la Facultad de Psicología de la UNAM,

 

De acuerdo con la Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia de 2014 del INEGI el 32.2% de los niños, niñas y adolescentes de entre 12 y 18 años que asiste a la escuela declaró haber sufrido acoso escolar o bullying, lo que se traduce en un millón 360 mil 533 estudiantes.

La violencia es todo aquello aquel acto que se hace contra otra persona o contra un grupo de personas con el propósito de dañarla es algo deliberado, hay que distinguir entre lo que es agresión y violencia la agresión o la agresividad es algo que tiene una connotación de tipo biológico hay bases biológicas de la agresividad, sin embargo, la violencia es algo construido socialmente es algo cultural. 

Está la violencia contra uno mismo, está la violencia intrafamiliar, entre padres, de padres hacia sus hijos, de los hijos hacia sus padres. Está también la violencia por negligencia contra adultos mayores y contra los niños. Está la violencia infantil contra los niños. Todo el maltrato hacia los niños que es una situación muy delicada.

Lo que entendemos por bullying sería como: la violencia, el acoso, la intimidación, el maltrato entre iguales.  Esto es muy importante porque se habla mucho de bullying.  A veces dicen el maestro hizo bullying

y no es cierto. Se habla de una cuestión que se llama violencia escolar. La violencia escolar puede ser del profesor al alumno; del alumno al profesor y entre alumnos. La que es entre alumnos ese es el bullying.  Comenta en entrevista la psicóloga de la UNAM Milagros Figueroa Campos

 

Las ciudades que reportan mayores proporciones de victimización por acoso escolar son el área metropolitana de Veracruz con 42.6%, Gustavo A. Madero en la Ciudad de México con 42.1%; Manzanillo, Colima con 41.9%; Y Nezahualcóyotl, en el Estado de México con 40.1.

El problema es cuando ya hablamos de bullying, es cuando es un abuso deliberado sistemático. Quiere decir se agarran a un niño o a una niña un grupo de niños y todo contra ella, es violencia de tipo físico… puñetazos, violencia indirecta… otro tipo de violencia es relacional es muy frecuente sobre todo entre las niñas, el rumor los chismes.

El asunto es que hay un desequilibrio de fuerzas que pueden ser real o no. En este caso por ejemplo lo que ocurre es que puede ser el niño más alto pero es agredido por qué, porque es el más alto, le dicen jirafa… Que a él le van a doler. Le van a hacer sentirse mal.

Lo inmediato es una consecuencia de tipo directa ya que va a afectarle su manera de comportarse toda la parte de la autoestima, afectan sus interacciones con los otros se puede volver muy callado rehuir el contacto social. 

 

Entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) México se encuentra en la posición número 11 con los más altos niveles de acoso escolar por encima de países como Chile y Estados Unidos.

Según la primera evaluación sobre el bienestar de los estudiantes del Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (PISA) de la Organización difundida en 2017, el acoso es un problema alarmante en el país; 13% de estudiantes mexicanos reportaron que otros alumnos se burlaron de ellos; 5% que los golpearon o empujaron y 4% que los amenazaron al menos, unas pocas veces al mes.

Además 5% confesó que otros alumnos les quitaron o destruyeron sus cosas, 9% que los excluyeron a propósito y otro 9% que hicieron circular rumores desagradables sobre ellos.

Cómo darse cuenta

Hay que observar al niño; observando su comportamiento un cambio brusco o terrores nocturnos. El encerrarse en sí mismo.  Si tenía muchos amigos de repente ya no se quiere ver con ellos. Que le empieza a doler el estómago cuando tiene que ir a clases o el que quiere que la mamá lo lleve y lo recoja eso los papas lo pueden observar.

 

Cómo enfrentar el problema

Lo primero que hay que hacer es empezar a platicar con el afectado.  Platicar qué está pasando y dependiendo si está en la primaria o en la secundaria…  Acudir a la escuela y hablar con los maestros Los profesores a veces son los últimos en darse cuenta.

Mucha construcción de identidades. Vivimos en un mundo en el que no es el que se porta mejor y el que sigue las reglas el que se siente más reconocido, al contrario, a veces es el que las transgrede el que se convierte como el ídolo.

 

Con info de Redim

Leer más

violencia

https://veme.digital/violencia-intrafamiliar/



TE RECOMENDAMOS