Un juez federal prohibió al gobierno de Estados Unidos retirar la protección que el programa DACA  otorga a los dreamers con el fin de que no pierdan su permiso de trabajo ni sean deportados. El juez de distrito Philip Gutiérrez amplió un interdicto  que emitió anteriormente en una demanda contra la deportación de los jóvenes migrantes que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños.  El programa impulsado durante el gobierno de  Barack Obama  permite a los jóvenes  vivir y trabajar en Estados Unidos bajo ciertas condiciones, a menos que cometan delitos graves.

Como ayer el informamos, la Suprema Corte rechazó la iniciativa del gobierno de Trump para eliminar este programa que beneficia a más de 800 mil jóvenes migrantes. Esto quiere decir, que ningún joven beneficiario de este programa podrá ser deportado de Estados Unidos, mientras continúen las impugnaciones legales en torno al destino del programa.