La Secretaría de Relaciones Exteriores envió un informe al Senado sobre las medidas que se están tomando respecto a la cancelación del programa de acción diferida, conocido como DACA.

La Cancillería señala que está en el proceso de contratar un despacho de abogados que fije la posición de México contra la decisión del presidente Trump de rescindir el programa y defienda a los llamados «dreamers».

Agregó que el despacho presentará un escrito de «amicus curiae» en una corte federal del distrito de Nueva York.

Ayer un juez federal de California determinó que el gobierno no puede revocar de manera arbitraria los permisos de acción diferida o DACA.