El último capítulo de la serie Dragon Ball ha generado mucha expectativa. A pesar de no tener derechos de transmisión presidentes municipales de al menos 15 ciudades se disponen a difundir el próximo sábado en plazas públicas el capítulo 130 y final de la serie «Dragon Ball Super” sin tener los permisos legales de la productora de la popular caricatura japonesa.

La productora Toei denunció fomento de la piratería y precisó que no avala la transmisión en lugares públicos. Algunos municipios donde está prevista la transmisión son Ciudad Juárez, Chihuahua; Pachuca, Hidalgo; San Francisco del Rincón y Dolores, en Guanajuato, y Guadalupe, Escobedo y San Nicolás, en Nuevo León, entre otros.

El jefe de gobierno, Miguel Angel Mancera, aclaró que aquí en Ciudad de México no se proyectará la final de “Dragon Ball”.