Tras la masacre de Florida, Donald Trump sugirió la posibilidad de contar con profesores armados en las escuelas. El presidente de Estados Unidos recibió en la Casa Blanca a sobrevivientes y familiares de las víctimas del ataque perpetrado en la escuela secundaria de Parkland. Aseguró también que habrá controles más estrictos frente a los antecedentes penales de aquellas personas que quieran comprar armas y habló de la posibilidad de armar a profesores custodios o algún policía de civil que trabaje en el comedor o en alguna otra zona de la escuela pero que tenga un arma lista.