VEME Digital » » Tren Maya: no habrá fideicomisos, sino “algo semejante”: Fonatur

Tren Maya: no habrá fideicomisos, sino “algo semejante”: Fonatur


By VEME - 09/23/20 10:28 AM




El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) trabaja con la Procuraduría Agraria para buscar una alternativa de financiamiento para los desarrollos urbanos que generará el Tren Maya en la península de Yucatán, Chiapas y Tabasco, que garantice que no se despoje a los pueblos.

“Estamos trabajando con la Procuraduría Agraria, buscando una solución para ver cuál es la mejor alternativa, que no necesariamente sean los fideicomisos, sino algo semejante”, dijo este martes el director de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, al participar en la conferencia diaria de los programas de Bienestar.

Aunque no aclaró cuál podría ser la semejanza, es la primera vez que matiza su posición en favor de los fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (conocidos como Fibra), con los cuales se tendrían que privatizar los ejidos.

Estos recursos, sin embargo, no serán en la misma proporción y dependerían de las acciones que cada parte tenga en la sociedad.

Además, los ejidos tendrían que privatizarse, pues la Ley de la Reforma Agraria no permite colocar certificados bursátiles de ejidos en el mercado de capitales.

Para Jiménez Pons, ese esquema permitiría empoderar a los ejidatarios, pues los terrenos aumentarán su valor y los beneficios podrían ser reinvertidos en su territorio.

“A nosotros no nos interesa que [los ejidatarios] sólo sean parte del esquema del turismo; sino que tengan recursos para reinvertir la plusvalía en el resto de los ejidos. Este empoderamiento es la base fundamental de justicia del proyecto”, explicó.

El lunes 7 de septiembre, en su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado por Pie de Página sobre la intención de utilizar fideicomisos como esquemas de financiamiento, pues él mismo ha dicho que son modelos que permiten la corrupción.

“No, no vamos a usar fideicomisos”.

Andrés Manuel López Obrador

Ahora, Jiménez Pons dijo que están buscando figuras “que sean mandatos legales que nos garanticen que los dueños originarios de la tierra no pueden ser desplazados. Que no vengan a generarse despojos y cosas de ese tipo”. 

El funcionario dijo que “lo que es esencial es que la estación es patrimonio del gobierno, que es de inversión pública”, pero “lo colateral (al referirse a los desarrollos inmobiliarios) tienen que ser fórmulas de asociación con distintos vehículos particulares”. 

“Hay que hacer hoteles, hay que hacer restaurantes, centros comerciales, hay que hacer vivienda, ahí sí tenemos que abrir mucho, pero siempre bajo un esquema que nos garantice que el dueño original de la tierra esté bajo un esquema o un mandato que no se le desplace o que se le pueda diluir”, insistió, sin explicar cómo puede ser ese modelo.

La oposición al esquema de los Fideicomisos de Infraestructura ha ido aumentando en las comunidades en la medida en la que se conocen sus implicaciones.

Para empezar, las Fibras son irrevocables, de acuerdo con la Ley del Mercados de Valores. Eso significa que no hay marcha atrás, una vez que los ejidatarios ceden los derechos al fideicomiso y para recuperar su propiedad tendrían que comprar las acciones de sus socios empresarios. Pero la propiedad comunal pasaría a propiedad privada, lo que va en contrasentido de la oferta del gobierno de impedir la comercialización de propiedad social.

Además, la Fibra es de renta variable, lo que significa que depende de la oferta y la demanda y de la confianza de los inversionistas, por lo que no está garantizada una ganancia para los comuneros.

A eso se agrega que los empresarios estarán en mejores condiciones para contar con más acciones en la sociedad. “Las Fibras podrían significar un proceso de ‘despojo elegante’. Además de que los ejidatarios nunca podrán recuperar su tierra si lo quisieran, porque sobre ella estarán los proyectos inmobiliarios, tampoco, tienen garantizada la rentabilidad”, dijo a Pie de Página en mayo pasado la investigadora de la Universidad Autónoma MetropolitanaVioleta Núñez Rodríguez.

Cuestionado sobre el mismo tema, el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer Falcón, aseguró que su dependencia está trabajando con los gobiernos estatales y municipales de los lugares que cruzará el tren para que se actualicen sus programas de desarrollo urbano, una parte de un programa general de desarrollo en la península. 

“Se está hablando con los municipios con la finalidad de que suscriba un convenio de colaboración con la secretaría para la actualización del Programa de desarrollo regional de la península, que contempla a todos los municipios donde hay estaciones de tren. El programa se centra en el equipamiento y la infraestructura necesarias para estas comunidades”.

Anticipando los grandes desdoblamientos que provocará el megaproyecto en la zona, la Sedatu está buscando mecanismos de colaboración y de seguimiento a los programas de desarrollo municipales, los lineamientos básicos para el crecimiento de la zona urbana en estas comunidades. 

El problema, según explicó Meyer Falcón, es que en estos municipios, como en la mayoría del país no tienen programas de desarrollo urbano, lo que ha dado lugar a desdoblamientos urbanos descontrolados como el de Tulum, en donde se desarrolla infraestructura hotelera y de vivienda sin contar con los servicios urbanos necesarios. 

Vacantes

En conferencia de prensa en la que se presentan los avances de los programas del Bienestar de cara a la pandemia causada por el Covid-19, tocó el turno de presentar los avances del Tren Maya, además se habló de la bolsa de trabajo que se generará y en la cual, los integrantes de Fonatur están trabajando de manera conjunta con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. 

Respecto a la bolsa de trabajo que se generará, el Director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, Rogelio Jiménez Pons, señaló que se contarán con 800 vacantes, mismas que se regularán a través de la STPS y se podrá aplicar a ellas por el momento sólo por internet y posteriormente con ferias de empleo. 



TE RECOMENDAMOS