VEME Digital » » Trabajadores de la salud han estado expuestas a riesgos innecesarios debido a sus condiciones laborales

Trabajadores de la salud han estado expuestas a riesgos innecesarios debido a sus condiciones laborales


By VEME - 07/21/20 11:36 AM




Las personas trabajadoras de la salud y esenciales han estado expuestas a riesgos innecesarios debido a sus condiciones laborales; han sido silenciadas o sufrido represalias por alzar la voz, y han sido objeto de ataques por hacer su trabajo.

Los Estados tienen unas obligaciones claras en materia de derechos humanos en relación con la protección de las trabajadoras y trabajadores de la salud y esenciales en el contexto de COVID-19.

Esto incluye sus derechos a la salud; a unas condiciones laborales justas y favorables; a la libertad de expresión y de reunión pacífica; a no ser objeto de discriminación ni violencia; y la obligación de todos los Estados de proporcionar cooperación y asistencia internacionales para la realización de los derechos humanos.

En México, a fecha 28 de abril, la Secretaría de Gobernación había documentado al menos 47 casos de agresiones contra personal sanitario, el 70% de ellas contra mujeres.

Entre ellos figura el caso de una enfermera a quien, según informes, arrojaron lejía cuando caminaba por la calle. El Consejo Nacional
para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) informó de que, entre el 19 de marzo y el 8 de mayo, había recibido 265 quejas sobre discriminación a personal sanitario debido a la COVID-19, 17 de personal médico, 8 de personal de enfermería y 31 de personal administrativo o de apoyo.

Los países que están experimentando lo peor de la pandemia ahora mismo deben implementar con urgencia sus recomendaciones para proteger los derechos del personal sanitario y de los trabajadores y trabajadoras esenciales.

Los países que podrían experimentarla con intensidad en el futuro y que aún no están afectados de gravedad deben emplear el tiempo de que disponen en garantizar que los sistemas de salud están preparados y que, cuando llegue la pandemia, cuentan con la infraestructura necesaria para proteger plenamente los derechos del personal sanitario y de los trabajadores y trabajadoras esenciales.

Y los países que acaban de vivir lo peor de la pandemia deben prepararse para posibles “segundas oleadas”, además de hacer un seguimiento de los motivos de preocupación expuestos por el personal sanitario y los trabajadores y trabajadoras esenciales a fin de garantizar la rendición de cuentas en las situaciones en las que no se hanprotegido plenamente sus derechos.


Amnistía Internacional informe completo




TE RECOMENDAMOS