VEME Digital » ¿Sistema bicéfalo? - VEME Digital

¿Sistema bicéfalo?


Víctor Kerber - 12/3/18 2:30 PM




BUZOS EN LA DIPLOMACIA

¿Sistema bicéfalo?

Hace un par de días, tanto en la ceremonia de investidura en el Congreso de la Unión, como en su discurso en el Zócalo capitalino, de nueva cuenta oí decir al Presidente López Obrador que “la mejor política exterior es la política interior” , y que su Gobierno se apegaría a los principios clásicos de no intervención , autodeterminación , igualdad soberana de los estados , solución negociada de los conflictos , cooperación internacional y lucha por la paz .

En realidad, no era necesario que reafirmara su apego a los principios, puesto que los mismos están ya incorporados a la norma constitucional.

Precisamente, es en el artículo 89 de nuestra carta magna donde se recogen los principios de la política exterior mexicana. Constituye un deber irrenunciable del titular del Poder Ejecutivo, jurar obediencia a los mismos; de manera que desde el momento en que el Presidente promete ser fiel a la Constitución mexicana, deberá inferirse que se obliga a apegarse de manera irrestricta al susodicho artículo 89 .

Lo que sí pongo en duda es su reiterada alusión a que no prestará mayor atención a lo que ocurra en el exterior, dado que lo prioritario será poner orden en el interior y barrer el país de corrupción y mala administración.

Vivimos en una era en la cual es prácticamente imposible que un Jefe de Estado se aísle del resto del mundo. La búsqueda de soluciones comunes a problemas comunes, hace indispensables los encuentros bilaterales entre los mandatarios, por eso mismo creo imposible que el presidente de México deje de viajar al extranjero.

Será ineludible, por ejemplo, la participación del presidente López Obrador en algunos escenarios multilaterales, como el G-20 que acaba de reunirse en Argentina, o el foro APEC en el cual se reúnen los líderes de las economías de la cuenca del Pacífico.

Nuestro sistema político es presidencialista, lo cual implica que el presidente de la república es la máxima superioridad de la nación. Antiguamente existía la figura del Vicepresidente, como en los Estados Unidos, pero don Venustiano Carranza la desapareció al promulgar la Constitución de 1917 .

Si López Obrador se rehúsa a participar en los ámbitos mundiales, empeñado en no abandonar las fronteras de México, entonces tendría que otorgársele poderes amplios a alguna otra figura de su Gobierno que sí esté en condiciones de suscribir acuerdos internacionales , y que esté facultada para realizar funciones equivalentes a las de un Jefe de Estado en los ámbitos mundiales .

En el sistema alemán, por ejemplo, existe la figura del Presidente Federal, sin embargo, el peso real de la representatividad del país recae en la figura del Canciller, en este caso , la poderosísima Ángela Merkel .

En México, fácticamente tendría que ser el Secretario de Relaciones Exteriores el que hiciera las veces de Jefe de Estado en los escenarios internacionales, mas, sin embargo, la realidad es que éste no está investido del pleno poder que sí tiene la Canciller de Alemania.

A mi personalmente me intriga saber qué tanto poder estaría dispuesto a cederle el Presidente López Obrador a su Canciller, Marcelo Ebrard Casaubón, para que asuma las funciones de Jefe de Estado en los diversos foros internacionales.

Cuando insiste en que emprenderá un cambio de régimen, ¿Implica acaso que también cambiará el sistema político, con un Presidente concentrado en la administración de la casa, y un equivalente suyo concentrado en hablar a nombre de México en el exterior?

Lo que hemos visto durante el periodo de transición es a un Marcelo Ebrard que ha ejercido un papel protagónico, con el visto bueno, claro está, del Presidente electo .

Y es que Ebrard convocaba a conferencias de prensa en la casa de transición. Ebrard recibía a representantes extranjeros. Y Ebrard viajaba y realizaba giras internacionales e informaba en su cuenta de tuit acerca de los futuros compromisos que se asumirían.

Llaman mi atención los subsecretarios que habrán de respaldar las actividades del canciller mexicano:

A Jesús Seade lo vimos convertirse en un personaje central en las negociaciones del nuestro tratado trilateral entre México, Estados Unidos y Canadá. Será ahora el titular de la Subsecretaría para América del Norte.

Martha Delgado es una vieja colaboradora de Marcelo Ebrard, muy avezada en los temas medioambientales.

Maximiliano Reyes ha sido Diputado Asambleísta. Como tal, participó en las interparlamentarias latinoamericanas y se hará cargo precisamente de la subsecretaría para América latina.

Y Julián Ventura, un Diplomático de amplia trayectoria en el SEM, buen conocedor del lejano oriente, fungirá como Subsecretario del Ramo .

Quién sabe. Quizá estemos presenciando el nacimiento de un sistema bicéfalo en la política nacional. Quizá se trate de la desintegración de facto del sistema unipolar, que hacía que el Presidente de la República fuera un ser omnipresente, y de ahora en adelante veremos a un canciller dotado de mayores facultades como representante del Estado .

By Víctor Kerber



TE RECOMENDAMOS