Fueron suspendidos los trabajos de la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México, después de la renuncia de los integrantes de esta comisión conformada por Ricardo Becerra, Mauricio Merino, Katia D’Artigues y Fernando Tudela.

El jefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Angel Mancera, informó que todos los integrantes de la comisión dejarán sus espacios en tanto no se resuelva la reforma enviada a la Asamblea Legislativa, para quitar el control de 8 mil millones de pesos del fondo para la reconstrucción a los diputados locales Mauricio Toledo, Jorge Romero y Leonel Luna.

Mancera dijo que la  nueva comisión estará bajo un nuevo liderazgo y nuevas condiciones que otorguen certidumbre al proceso de reconstrucción de la ciudad tras los sismos. Dijo no dejará la jefatura de Gobierno para buscar en el escaño del Senado si antes no tiene lista la reforma de ley que envió a la Asamblea.

En medio de esto, el gobierno de Ciudad de México informó que avanza el proceso para expropiar el terreno de Alvaro Obregón 286, en la colonia Roma, donde colapsó un edificio de oficinas por el sismo del pasado 19 de septiembre. Ahí murieron 39 personas. El gobierno capitalino tiene planeado construir en ese espacio un Memorial en homenaje a las víctimas del sismo y un  centro de cultura sísmica.  El  consejero jurídico del gobierno de Ciudad de México, Vicente Lopantzi García, dijo que de acuerdo con el avalúo de la Dirección General de Patrimonio Inmobiliario, la administración capitalina pagará 46 millones de pesos por la expropiación.