Martí Batres, presidente del Senado por Morena anunció la publicación de la ley que evita que cualquier funcionario público gane más que el presidente.

Mediante su cuenta de Twitter escribió “Me da gusto informar que se publicó hoy en el Diario Oficial de la Federación la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que reglamenta el precepto constitucional de que ningún servidor público podrá tener un ingreso superior al del Presidente de la República”.

Esta fue una de las promesas de campaña del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, en la que se busca la llamada austeridad republicana.

Con la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que reglamenta los artículos 75 y 127 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y se adiciona el Código Penal Federal, además, los expresidentes dejarán de recibir las pensiones que se les entregaba.

La Ley

La Cámara de Diputados aprobó con 433 votos a favor, nueve en contra y una abstención, el Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos y adiciones al Código Penal Federal, a fin de regular las percepciones de los empleados federales, incluidos aquellos dotados de autonomía constitucional.

En el primer ordenamiento aprobado por la LXIV Legislatura, la nueva ley reglamenta los artículos 75 y 127 de la Constitución Política y reforma el Código Penal Federal, en el que se establece el delito de “remuneración ilícita”, con sanciones hasta por 14 años de prisión y multa de tres mil veces “el salario mínimo diario vigente en el Distrito Federal”.

Así como la destitución y la inhabilitación para desempeñar otro cargo, empleo o comisión públicos de seis meses a 14 años.

Actualmente, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación tienen un salario superior al del presidente; sin embargo, debido a esta modificación, los salarios deberán ser ajustados; en este caso, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador afirmó que reducirá su sueldo a 108 mil pesos mensuales, que representa el 40% de lo que percibe actualmente Enrique Peña Nieto.