VEME Digital » » Desde tu casa descubre: Mineral del Chico

Desde tu casa descubre: Mineral del Chico


By VEME - 08/7/20 10:46 AM




Mineral del Chico es uno de los 5 pueblos mágicos con que cuenta el estado de Hidalgo. Ubicado en el llamado Corredor de la Montaña hidalguense, este municipio tiene mucho por mostrar al visitante, pues se trata de un pintoresco pueblo de origen minero rodeado de bosques de pino, encino y oyamel, que ofrece al turismo múltiples atractivos, como asombrosas formaciones rocosas para la práctica de diversas actividades deportivas y ecoturísticas, hermosos ríos que serpentean el bosque, apacibles presas enclavadas en la montaña boscosa e interesantes recorridos a antiguas minas, sólo por mencionar algunos.

Su pequeño poblado, fundado hace más de 440 años como fruto de la explotación minera en la región, tiene bellas postales desde cualquier punto que se le mire, destacando sus casonas de techados rojos y fachadas multicolores, a veces escondidas tras la densa niebla que le da un especial encanto. Hoy no es la riqueza mineral la que atrae el turismo, es, junto con ese rico pasado minero que aún se conserva en la memoria de todos sus habitantes, su riqueza ecológica, protegida bajo el decreto de Parque Nacional; su sabrosa gastronomía; sus bellos paisajes; su gente y todo ese entorno natural que lo distinguen como un gran destino turístico.

Originalmente, la población era conocida como Atotonilco o Real de Atotonilco, que significa «Lugar de aguas termales». Al ser fundado debido al descubrimiento de ricas vetas de oro y plata y su proximidad con la población de Atotonilco El Grande, es que se le cambia el nombre a Atotonilco El Chico, con la finalidad de diferenciarlo. Posteriormente, ya con la explotación minera, se le cambia la nomenclatura a Mineral del Chico. Tanta era la riqueza mineral, que se dice que durante su mayor esplendor existieron 300 minas de plata.

Lluvia de pétalos en Mineral del chico

#RinconesdeMéxico Lluvia de pétalos en Mineral del chico

Cada año, Mineral del Chico, pueblo mágico de Hidalgo, vive una tradición que sorprende a miles de visitantes durante el Domingo de resurrección, en la culminación de la Semana Santa: la lluvia de pétalos de rosa.

Esta tradición, que tiene al menos 150 años de historia, se originó por la plegaria de un padre minero cuyo hijo estaba a punto de morir y al pedirle a Jesús que lo librara de aquel cruel destino prometió inundar su iglesia cada año con rosas, de acuerdo a lo que cuentan los pobladores.

Aproximadamente una tonelada de pétalos de rosas de diferentes tonalidades adorna la iglesia de la Purísima Concepción, ubicada en el Centro del municipio, flor que es donada por los floricultores de las comunidades de Capula, El Puente, Carboneras y Estanzuela, dedicados a esta actividad, y las donaciones de la alcaldía.

Los pétalos son arrojados después de la misa para celebrar la resurrección de Cristo, haciendo un mágico y colorido espectáculo junto al resonar de las campanas, el cual atrae a miles de visitantes.

Después de esta lluvia de pétalos, en la explanada municipal, ubicada a un costado de la iglesia, se realiza la quema del Judas, otra tradición de la Semana Santa, además de una gran fiesta que incluye mojada, baño de espuma y mucho más.

Una fiesta religiosa que no te puedes perder, además de que podrás disfrutar de toda la magia que ofrece Mineral del Chico, con su parque nacional, bosques y más.

#RinconesdeMéxico

pachucabrilla.com

#DesdeTuCasaDescubre




TE RECOMENDAMOS