André Ramírez, su titular, dijo que son miles de migrantes de Haití los que han llegado a México en los últimos meses.

Que es imposible atender tantas solicitudes de asilo, de protección, de permiso para circular. Sin embargo, sostuvo que en su opinión, dadas las condiciones que se viven en Haití, sería un crimen deportar a todas estas personas. Terrible crisis humanitaria y no se le ve una salida.

Por otra parte tras dos días de incertidumbre, fue hasta esta noche que el Instituto Nacional de Migración (INM) comenzó con los traslados hacia diversos puntos del país que había prometido migrantes que permanecen varados desde hace meses en la ciudad fronteriza de Tapachula, Chiapas.

Esto se da luego que desde el lunes miles de extranjeros en condición de movilidad se congregaron en el Estadio Olímpico de Tapachula debido a que el INM anunció traslados y la regularización de su condición migratoria. Sin embargo, ante la cantidad de personas que acudieron al llamado, se calcularon más de 4 mil, la dependencia tuvo que cancelar la operación.