El senador Ricardo Monreal presentó en la Feria Internacional del Libro, de Guadalajara, su obra más reciente “Otro campo es posible”.


Monreal Ávila denunció que es criminal la deforestación que sufre actualmente el país, que debemos evitar, al igual que la vulnerabilidad del Estado.


Insistió en que México es capaz de alcanzar la autosuficiencia alimentaria y que actualmente no lo somos. Por la pandemia mucha gente regresó al campo y está pensando dedicarse a la producción de alimentos.
Dijo que el agua va a ser motivo de las futuras guerras, por su escasez a nivel mundial.


El que los campesinos no tengan seguridad social es una demanda urgente, es necesario que se les incluya.
Señaló que es necesario el uso de inteligencia artificial para la racionalización del uso del agua, que es el principal insumo que generará grandes guerras en el futuro.


Anunció que va a presentar reformas para las leyes agrarias y que desde hace dos años metió una iniciativa de nueva Ley Agraria, que espera que sea discutida en breve.


Monreal Ávila afirmó que en 2050 se requerirá producir un 50% más de alimentos, no falta mucho, para esto y ahora tenemos que resolverlo, es una irresponsabilidad decir Ya no me va a tocar.


Ahora tenemos que resolverlo, el cambio climático es un tema delicadísimo, dijo, y que el uso de energías limpias es urgente, ya no se deben usar energías sucias: “aunque duela, aunque se afecten intereses es algo que no se puede obviar” 


El senador Monreal gradeció y expresa a la Universidad toda su solidaridad para que resuelva su diferendo con el sector público, con el gobierno, por medio el diálogo se van a poder resolver los conflictos. Señaló que la polarización y el enfrentamiento no ayuda.


Volviendo al libro el presidente de la Junta de Coordinación Política afirmó que su familia sigue siendo productora y por eso le interesa encontrar soluciones de resolución inmediata.


Después de un análisis histórico del abandono del agro, el senador Ricardo Monreal afirmó que el desarrollo no está peleado con rescate del campo: “estoy convencido de que otro campo es posible, si se trabaja de la mano con las y los productores, con los sectores social y privado y con los agentes públicos, para lograr una gobernanza rural efectiva, con paz social y desarrollo económico, que se traduzca en oportunidades para sus habitantes y una mejor calidad de vida”.


Recordó que los hombres y mujeres del campo fueron y siguen siendo el motor que ha contribuido para que México salga adelante en momentos difíciles: “sin embargo, hasta la fecha no hemos logrado honrar esa entrega con políticas públicas que regresen la dignidad al trabajo agropecuario de estas personas, pese a los esfuerzos que se han hecho desde 2018, con el inicio de la Cuarta Transformación de la vida pública de México”.