VEME Digital » » Regionalismo abierto en América Latina

Regionalismo abierto en América Latina


By VEME - 10/21/19 8:58 PM




Buzos en la Diplomacia

By Gerardo Traslosheros

La Alianza del Pacífico (AP) es un proyecto de integración y cooperación económica entre Chile, Colombia, México y Perú que permite la libre circulación de bienes, servicios, capitales y, en menor medida, de personas. Se trata de un acuerdo comercial que combina actividades conjuntas de cooperación en muchas materias como facilitación del comercio, pymes, y medio ambiente. Es un bloque comercial abierto en el que los socios comerciales cuentan cada uno con una extensa red de acuerdos comerciales que incluyen a la Unión Europea, Japón, Estados Unidos y, en el caso de Perú y Chile, a China. Salvo Colombia, los otros tres miembros son socios del CPTPP. La Alianza del Pacífico cuenta con 59 observadores y se encuentra en teoría negociando con aspirantes a ser Estados Asociados como Australia, Canadá, Nueva Zelandia y Singapur, y se espera que en un futuro próximo también lo haga con Corea del Sur. Los miembros de la Alianza del Pacífico en general se han visto beneficiados por su apertura, mostrando tasas razonables de crecimiento, aunque prevalecen desigualdades en sus poblaciones. Los gobiernos de izquierda en Chile de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet fueron gobiernos de corte socialdemócrata que suscribieron el modelo de libre mercado, lo que confirma que los mercados abiertos no están peleados para nada con las políticas sociales.

Mercosur por su parte ha sido tradicionalmente un bloque cerrado cuyos socios no cuentan con acuerdos comerciales con el exterior más allá de la Asociación Latinoamericana de Integración (la ALADI). Desde inicios del presente siglo Mercosur y la Unión Europea han estado negociado un acuerdo de libre comercio, cuya conclusión recientemente fue anunciada, lo que se debió a la coincidencia de los gobiernos Bolsonaro en Brasil y Macri en Argentina, considerados mucho más aperturistas que los gobiernos de Lula y Rousseff en Brasil y los Kirchner en Argentina.

Los gobiernos de izquierda de Mercosur en su momento, incluyendo a Uruguay, apoyaron a Cuba y a Venezuela, cuyos gobiernos dictatoriales han llevado a sus poblaciones a catástrofes económicas y humanitarias. Durante muchos años Mercosur buscó ampliarse a toda América del Sur bajo la hoy extinta UNASUR. En principio, Mercosur se trata de una Unión Aduanera con aspiraciones de ser un mercado común, pero con muchas fallas y grandes excepciones. Los socios del Mercosur están impedidos en lo individual de negociar tratados de libre comercio fuera de la región latinoamericana, lo que restringe su capacidad de diversificación con el resto del mundo. En el futuro previsible está en duda que el acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea consiga ser ratificado, además de que un giro a la izquierda por el cambio de gobierno en Argentina podría poner en entredicho el acuerdo alcanzado. En el futuro cercano la relación entre Brasil y Argentina se antoja muy compleja debido al muy probable triunfo de la dupla Fernández/Kirchner, lo que podría dar al traste con el Mercosur por la diferencia abismal de visión. No se descartaría el arranque de una negociación entre Estados Unidos y Brasil. Qué pasará con los acuerdos de Estados Unidos con los socios de la Alianza del Pacífico es una pregunta abierta donde, de ser ratificado, el TMEC sería un precedente para futuras revisiones. Dada la membresía en el CPTPP de Chile y Perú, no se antoja difícil la modernización de aspectos que, como en el TMEC, fueron tomados del CPTPP.

En México se tiene la llegada de un gobierno que, aunque por un lado en principio simpatiza con Cuba y Venezuela, por el otro busca a toda costa mantener el libre comercio con el coloso del norte y ratificar el TMEC. El gobierno mexicano ha reaccionado con prontitud a las presiones migratorias o de seguridad ante la amenaza latente de la imposición de sanciones comerciales.

El problema subyacente en América Latina es el vaivén político entre gobiernos de derecha más favorables al libre comercio y gobiernos de izquierda proclives a cerrarse ante el mundo. La red de acuerdos comerciales de los países de la Alianza del Pacífico son un blindaje que dificulta en gran medida el abandono de la apertura del comercio y la inversión, por lo que difícilmente podrían abandonar el modelo de libre mercado. Existe un ciclo en la política latinoamericana, donde el hartazgo con los gobiernos presuntamente corruptos de derecha pro -libre mercado lleva a gobiernos de izquierda pro-Cuba, y el hartazgo con los gobiernos de izquierda lleva a los de derecha. Peor aún es cuando los gobernantes de izquierda o derecha buscan la manera de perpetuarse en el poder para evitar ser escrutados. El gran reto para romper el ciclo es demostrar que el modelo de apertura es capaz de elevar los niveles de vida de la población mediante incrementos en productividad y salarios, reduciendo la desigualdad y eliminando la corrupción.

By @Gtraslosheros


TE RECOMENDAMOS



En su segundo día en México, Evo Morales arremete contra la OEA… la acusa de servir al imperialismo

El presidente Andrés Manuel López obrador respondió a quienes han criticado la decisión del gobierno mexicano de otorgar asilo al ex presidente de Bolivia, Evo…

Ver más


Evo Morales llegaría a México hoy, entre las 1100 y 1130 Ebrard

A primera hora del lunes, un avión de la Fuerza Aérea Mexicana salió de nuestro país para traer a Evo Morales. Antes de emprender su…

Ver más


El gobierno de México concede asilo político a Evo Morales

El gobierno de México informó este lunes que concedió asilo político a Evo Morales, quien renunció a la presidencia de Bolivia el domingo, por considerar…

Ver más