VEME Digital » » Qué es Edge Computing

Qué es Edge Computing


By VEME - 09/8/20 9:16 AM




Edge Computing se trata de un paradigma informático que acerca la computación y el almacenamiento de datos a la ubicación donde se necesiten para mejorar los tiempos de respuesta y ahorrar ancho de banda. Edge Computing es una de las tecnologías que definirá y revolucionará la manera en la que los humanos y los dispositivos se conectan a Internet.

Esto último se conseguirá por medio de la mejora en la interconectividad a través de la Nube o el Internet de las Cosas. Se prevé que tendrá mayor impacto en el sector automotriz, en el desarrollo de programas guías inteligentes, en el desarrollo de la realidad virtual dentro de videojuegos, en la inteligencia artificial aplicada a procesos industriales y, por último, en el machine learning de la robótica.

Gracias a Edge Computing se aumentará la velocidad de transmisión y recepción de información al acercar la Nube al usuario hasta el borde mismo (edge, en inglés) de la red. De manera simplificada podemos decir que si con Cloud Computing teníamos la relación Sensor-Nube-Acción, con el Edge Computing tendríamos la relación: Sensor- Procesador- Acción. Esto se traduce en acercar el poder de procesamiento lo más próximo posible a donde los datos están siendo generados.

La definición del término “borde de la red” depende entonces del entorno, el momento y el dispositivo del que se hable. Por ejemplo: en redes móviles el borde de la red puede ser un smartphone o una antena de telefonía, también un coche conectado. En una conexión de fibra, el borde puede ser un router, un sensor conectado a Internet o el centro de procesamiento de la operadora más cercana.

Lo importante cuando hablamos del borde de la red es que todos esos elementos tienen una característica en común: procesadores. Todos tienen la capacidad de procesar y manejar datos. Gracias a ello, con el Edge Computing podemos virtualizar las capacidades del servidor y permitir que el poder de procesamiento ocurra en esos dispositivos del borde. Eso permite mover capacidades que antes estaban lejos, en un servidor en la Nube, para colocarlas muchísimo más cerca de los dispositivos. Es un cambio de paradigma que lo transforma todo. Las funciones son similares, pero como el procesamiento sucede mucho más cerca la velocidad se dispara, la latencia se reduce y las posibilidades se multiplican.

Con la implementación del 5G, que es una tecnología que se usará en conjunto con el Edge Computing, se podrán ofrecer reducciones altísimas de latencia. La latencia es el tiempo en el que la información tarda en ir al servidor y volver, es decir, la suma del tiempo que emplea la información en un viaje de ida y vuelta.

Actualmente, en la mayoría de los países en el globo opera la tecnología 4G, la cual ofrece latencias con una media de 50 milisegundos. Con el 5G esa cifra puede bajar hasta un milisegundo. Dicho de otro modo, no sólo se aproxima el servidor lo más cerca posible a donde hace falta, al borde, además, se reduce el tiempo que la información tarda en ir y volver del servidor.

Cabe notar que América Latina adoptó de manera tardía la tecnología 4G, y que actualmente ésta tiene una penetración de 52% en líneas móviles, 3G tiene 33% y 2G sigue operando en el 13% de las líneas. Para esta última no se prevé su desaparición, sino hasta después del 2024. Sin embargo, ya existen algunas redes comerciales 5G en el Caribe y Uruguay, además de varias actividades para pruebas y pilotos. Hoy en día existen 300 millones de hogares en América Latina sin acceso a banda ancha fija y 45 millones de hogares adicionales con banda ancha fija de baja velocidad (menos de 30 Mbps). En un tiempo no muy remoto, todos estos hogares podrán ser atendidos por 5G FWA.

En México, el uso del 5G muestra áreas de oportunidad, sobre todo, en el ámbito de las telecomunicaciones, en el mercado masivo de banda ancha móvil, el mercado residencial de banda ancha fija y el mercado de redes para grandes compañías.

El 5G será una de las claves para mejorar la productividad y la transformación digital en México y América Latina, puesto que contribuirá a que los países superen más rápidamente la crisis económica generada por la pandemia del COVID-19.

En agosto se presentaron las primeras especificaciones técnicas para acelerar la adopción de soluciones Multi-acces Edge Computing (MEC) en todo el mundo, según el 5G Future Forum, agrupación de empresas líderes mundiales en el desarrollo de 5G. Esto representa un gran paso en la habilitación e interoperabilidad global del 5G y de MEC, que brindarán servicios más eficientes e innovadores a las distintas empresas. Esta tecnología emergente promete ofrecer servicios en la Nube de alta capacidad de respuesta para la informática móvil, escalabilidad y aplicación de la política de privacidad para el Internet de las Cosas.

El Edge Computing cambiará el mundo en los próximos años. Hará que los servicios en la nube de los que disfrutamos suban un nivel. Solo el tiempo y el potencial infinito de internet saben qué nuevas tecnologías y aplicaciones maravillosas nos aguardan tras él.

Con info de Horisontum



TE RECOMENDAMOS