VEME Digital » Propuestas del congreso de la CDMX para regular el desarrollo urbano - VEME Digital

Propuestas del congreso de la CDMX para regular el desarrollo urbano


By VEME - 12/5/18 5:26 PM




Una de las promesas del nuevo gobierno es la propuesta de implementar una regulación en la realización del desarrollo urbano de una manera más ordenada.

 

Consultas ciudadanas vinculadas con las construcciones a gran escala, el fortalecimiento de instituciones como la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) y la Comisión de Derechos Humanos (CDH); así como las sanciones hacia las constructoras inmobiliarias y funcionarios públicos que actúan sobrepasando la ley.

 

Estas son algunas de las propuestas del congreso de la CDMX ante los abusos de este sector, en la que se busca regular, de una manera más ordenada, ante el incremento de las quejas de los ciudadanos que han manifestado su malestar vinculado con los temas del desarrollo urbano.

 

La revista Forbes, expuso un pronóstico del panorama en el que explica el desarrollo urbano del país durante el próximo sexenio encabezado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, en el cual se ha propuesto una regulación del desarrollo urbano de la capital.

 

Aproximadamente 10 alcaldías pertenecientes de Morena, manifestaron en octubre de este año que se buscaría la “suspensión de trámites” de las grandes construcciones inmobilarias en lo que resta del 2018 hasta principios de año próximo. Esta iniciativa, busca monitorear el crecimiento de la megalópolis para no repetir los errores del pasado al abusar en la construcción del inmobiliario.

 

En septiembre del 2018, poco después del triunfo en las elecciones del Presidente López Obrador, entró en vigor la Constitución de la Ciudad de México en la que se introdujo la obligación de hacer correcciones como someter el programa de desarrollo urbano a consulta y a partir de ello, definir el plan de cada alcaldía, así como crear un instituto de planeación que vigile el cumplimiento del plan del desarrollo urbano.

 

El presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano, Fernando Aboitiz Saro, dijo que “los tramos de responsabilidad deben de ser claros y debe de haber solo una autoridad responsable, mientras que en las alcaldías se debería de hacer un equilibro con los concejales”.

 

Aboitiz manifestó estar inclinado hacia un modelo de desarrollo urbano que esté integrado a los barrios, en lugar de irse a los lugares en los que ya existen centenares de negocios, los cuales solo enriquecerán a los inversionistas de los Estados Unidos u otros países del extranjero.

 

Por otro lado, el titular de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, explicó que hoy en día hay un choque entre los intereses de los empresarios y los ciudadanos, por lo que la suspensión de trámites, otra de las iniciativas decretadas por las alcaldías, provocaría una pérdida de las inmobiliarias de hasta 5,000 Mdp. “La gente considera y habla del cartel inmobiliario y ve a todos los constructores iguales. Hay que castigar a quien violó los usos del suelo, pero no a toda la industria”. Manifestó.

 

El crecimiento sin medida de las inmobilarias, comenzó en la década de 1990, poco después de la tragedia del sismo ocurrido en el 85, fue por esto que Manuel Camacho comenzó un proyecto de reconstrucción de la ciudad, poniendo como objetivo a Santa Fe que en ese entonces no estaba desarrollado. Esto le proporcionó una gran fortuna al sector de construcción.

 

La implementación de este plan, quedó a cargo del arquitecto Jorge Gamboa, quien creo lo que se denominó más tarde como “Zedec Santa Fe”, que es la zona Especial de Desarrollo Controlado de Santa Fe, en colaboración con una comunidad judía conformada principalmente por los hermanos David y José Daniel Kabbaz.

 

Javier Hidalgo, actual diputado federal de Morena, declaró que fue por Santa Fe que nació la ADI (Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios), y Gamboa comenzó a fungir como un enlace entre las autoridades y los desarrolladores inmobiliarios.

 

A partir de ese momento comenzó la proliferación del desarrollo en los corredores de alta plusvalía de la ciudad, y Gamboa asumió la Dirección General del grupo Danhos, una empresa en la que nació Fibra Danhos, unos fideicomisos de infraestructura en bienes raíces que adquieren desarrollos inmobiliarios con la condición de que se renten sus espacios comerciales.

 

Los urbanistas y legisladores han concluido que el “boom inmobiliario” aumentó en el 2000, año en el que López Obrador fungía como jefe de gobierno. Un grupo al que llaman “El bando 2”, en el que se permitía la construcción de la vivienda únicamente en las delegaciones de: Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc, Venustiano Carranza y Benito Juárez, en las que el valor del suelo subió de manera significativa.

 

Con info de Forbes



TE RECOMENDAMOS