VEME Digital » Problemáticas económicas del agua en México - VEME Digital

Problemáticas económicas del agua en México


By VEME - 03/4/19 9:31 AM




Desigualdad, fugas, costos y concesiones han puesto en jaque el acceso a este vital líquido.

Desde julio de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció como derecho humano el acceso al agua. La resolución establece que cada persona debe tener acceso a una cantidad de entre los 50 y los 100 litros por día para cubrir sus necesidades domésticas y personales.

Sin embargo, a pesar de ser reconocido como un derecho y un recurso clave en el desarrollo sostenible, la salud, la educación, el crecimiento económico y el medio ambiente, la Organización Mundial de Salud señala que la escasez de agua afecta a cuatro de cada diez personas a nivel internacional.

“En México, el agua destinada al abastecimiento público no ha logrado una cobertura en el país, porque no toda la población tiene agua o no dispone de ella diariamente”, afirma la doctora Margarita Ferat Toscano, profesora e investigadora del posgrado de la Facultad de Economía de la UNAM.

En 2015, de acuerdo con INEGI, de un total de 29 048 251 hogares:

21.2 millones recibía agua diariamente
4.4 millones cada tercer día
1.6 millones dos veces por semana
1.08 millones una vez a la semana

El abastecimiento del agua en México afronta diferentes problemáticas que van desde la sobreexplotación de los mantos acuíferos, los problemas en la red de distribución del agua, la contaminación y la falta de un control sobre las concesiones, incluyendo la parte agrícola.

¿Qué factores económicos intervienen en este servicio? señala la también coordinadora académica del Seminario sobre Economía del Agua y Desarrollo Sustentable.

“Del agua que tenemos, 77% está concesionada a la agricultura, 14% es para abastecimiento público como uso doméstico y negocios, 5% es para la generación de energía y el 4% restante es para la industria.”

Distribución del recurso

En 2015, CONAGUA reportó una cobertura de agua potable en el país del 92.5%. De este porcentaje, el 95% estaba destinado a zonas urbanas, mientras que el resto a las zonas rurales,

Pero las zonas urbanas pierden cerca del 40% de su agua potable debido a fugas en las redes de distribución, lo que ocasiona la falta de abastecimiento en algunas zonas. Este mismo fenómeno afecta al agua destinada a la agricultura, donde se calcula una pérdida de 50%.

Por su parte, los industriales usan agua de pozo para sus procesos y los permisos de concesión que les otorgan están sobre estimados sin que exista una limitación sobre el volumen que solicitan.

De acuerdo con la CONAGUA, México cuenta con 653 acuíferos. En 2014, 106 estaban reportados como sobre explotados, es decir, ya no tenían agua, 15 presentaban intrusión de agua marina salada y 31 tenían suelos salinos o con agua salobre.


¿Y los precios?

En otros países, el precio del servicio para los hogares, tiene un precio fijo y pueden consumir la cantidad que los usuarios requieren sin pagos extras por su consumo extra.

En México, los costos varían de acuerdo al tipo de uso, que puede ser doméstico, comercial o industrial, la disponibilidad del recurso, el volumen consumido y si es administrado o no por una persona física o moral.

“Las tarifas de uso doméstico se calculan con la base de un consumo de 30m3 al mes y va incrementando por cuestiones inflacionarias”, explica la experta en economía del agua.

En 2014, el costo del metro cúbico para uso doméstico en Aguascalientes era de $20.93, mientras en Mérida era de $3.90. Fuente: CONAGUA

Además, como en otros países, en México el suministro del agua es subsidiado por el gobierno, por lo que se ha generado el acceso a grandes cantidades a un precio muy bajo, provocando escasez en ciertas zonas y sobreexplotación de los recursos hídricos del país.

Se estima que el subsidio que aporta el gobierno a los consumidores es entre el 60 y 90% del costo real. Sin embargo, el promedio de recaudación por este servicio en México, es sólo de 79%.

Responsabilidad compartida

“Cuando el agua es utilizada por las industrias en un proceso químico queda contaminada. Limpiarla para volver a usarla, cuesta casi lo mismo que el valor del producto que crean, por lo que es un costo que las industrias no puede absorber.

El gobierno señala que si las industrias no pueden recircular el agua que utilizan, la deben descargar en los cuerpos de aguas superficiales bajo las condiciones establecidas en las Normas Oficiales Mexicanas” comenta al respecto la especialista, quien también se ha desarrollado profesionalmente en el sector industrial.

En el Valle de México, los cuatro sectores que más consumen agua potable para sus procesos, son: elaboración de refrescos y otras bebidas no alcohólicas, fabricación de papel, industria cervecera y elaboración de harina de maíz.

“A diferencia de los costos que se manejan para el abastecimiento público, las tarifas de agua para las industrias son más elevadas y aumentan de acuerdo a su consumo”, comenta la especialista.

Existen multas para los industriales cuando exceden los parámetros de descarga, mismos que son cubiertos, por lo que se ha generado la idea de que el pago es un cobro para poder contaminar. Se hace necesario entonces una vigilancia más cercana por parte de las autoridades ambientales en las descargas de aguas residuales.

Sumado a esto, la falta de plantas de tratamiento de agua en empresas medianas y pequeñas y los tiraderos clandestinos ocasionan contaminación en cuerpos de agua, lo que origina la presencia de patógenos y en consecuencia enfermedades en las poblaciones que impactan en las economías locales.

Posibles soluciones

“Desde un punto de vista económico, la demanda del recurso hídrico y la escasez cada vez mayor del recurso, han generado múltiples propuestas, una de ellas es la importación de productos y alimentos que requieren de mucha agua en su cultivo.

Esto para reducir la cantidad de agua si se hubiera cultivado en México; que se conoce como agua virtual”, explica la investigadora.

El acotar las concesiones para evitar el agotamiento de los cuerpos de agua subterráneos y un análisis sobre las tarifas, a fin de evaluar los precios reales, también contribuiría al mejor acceso al agua.

Sin embargo, al ser un recurso fundamental para los ecosistemas, la población y la industria, elevar los precios podría generar un descontento generalizado.

Otra idea es el uso de plantas desalinizadoras. En México, algunas ya se encuentran en funcionamiento en el norte de país para abastecer comunidades pesqueras.

“En México se otorga relativamente un mayor énfasis a la gestión de la demanda, mientras el lado de la oferta es poco atendido. Una gobernanza adecuada en la administración del recurso contribuiría a optimizar su uso.

Por lo tanto, concluye la doctora Ferat, “se necesita promover un encuentro entre especialistas de la academia, representantes de los sectores industriales y el gobierno, para tratar el tema del desabasto del agua y contaminación, y generar acciones más contundentes.”

Por Laura García J., Ciencia UNAM,



TE RECOMENDAMOS



EN VIVO | El Presidente AMLO anuncia plan contra la homofobia y crímenes de odio

EN VIVO | El Presidente AMLO anuncia plan contra la homofobia y crímenes de odio     "Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed…

Ver más


Acuerdan concluir tren en Nuevo León

Acuerdan concluir tren en Nuevo León Los gobiernos federal y de Nuevo León firmaron un convenio para fortalecer el sistema integral de movilidad de aquella…

Ver más


Greenpeace presenta diversos amparos en contra del Gobierno de AMLO | YSL9

Greenpeace presenta diversos amparos en contra del Gobierno de AMLO | YSL9   "Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor…

Ver más


Respeto a la diversidad, asunto de respeto a las libertades AMLO

Respeto a la diversidad, asunto de respeto a las libertades AMLO El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se respetará el marco legal existente…

Ver más