El grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados propuso revivir la “Ley Quemón” con el objetivo de crear un Registro Nacional de Agresores Sexuales y Deudores Alimentarios.

Al presentar la iniciativa, la diputada Paloma Sánchez detalló que 34 millones de mujeres mexicanas han sufrido actos de violencia física, sexual, psicológica o patrimonial, de las cuales, seis millones han visto a sus agresores quedar impunes.

La legisladora de Sinaloa solicitó a la LXV Legislatura de la Cámara Baja retomar la propuesta, después de registrar durante los primeros 10 meses de 2021 un millón 500 mil delitos relacionados con la violencia de género. 

Además, Paloma Sánchez afirmó que seis de cada diez menores han sido víctimas de maltrato físico o psicológico por parte de sus familias, mientras que, el 70% de las madres solteras no reciben pensión alimenticia de los padres de sus hijos.

“El PRI busca que México cuente con un registro claro y actualizable de quienes sean juzgados por un delito de naturaleza sexual, así como con uno de deudores alimentarios, para hacer pública la irresponsabilidad de quienes no pagan pensiones alimenticias a sus hijos”, destacó Sánchez Ramos.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la diputada de extracción priista aseguró que la violencia de género se encuentra normalizada, sin embargo, es un problema que no puede permitirse y que debe erradicarse.

“No podemos permitirnos fallarles, para que, en el futuro, las hijas de este México no tengan que luchar por su vida, sino sólo por realizar sus sueños”, enfatizó.

Con la “Ley Quemón”, el PRI buscará generar conciencia pública sobre el impacto de los delitos sexuales y el abandono de las familias.