La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó en lo general la miscelánea fiscal para 2022, con disposiciones que podrían afectar el financiamiento de más de 5 mil organizaciones de la sociedad civil.

Un grupo de activistas criticó que la reforma propuesta por la administración federal desincentiva la donación que personas físicas hacen a las Donatarias Autorizadas, las cuales podrían dejar de percibir hasta 8 mil millones de pesos para la realización de actividades esenciales.

Entre las organizaciones civiles que podrían verse afectadas, se encuentran las que atienden a personas con discapacidad, niños, y mujeres que sufren violencia, personas migrantes, o actividades relacionadas con el medio ambiente y la defensa de los derechos humanos.

Por su parte, el Gobierno Federal explicó en su propuesta que busca ampliar la recaudación fiscal e invertir los ingresos en gastos de operación y el fortalecimiento de los programas sociales de la actual administración.

¿En qué consiste la reforma fiscal al ISR?

Actualmente, las personas físicas en México tienen la posibilidad de deducir gastos ante la Secretaría de Hacienda con un límite de 163 mil pesos, como gastos médicos y funerarios, intereses de hipotecas y transporte escolar, entre otros.

Como parte de un incentivo fiscal, las personas físicas tienen la facultad de deducir los donativos que hacen a organizaciones con un máximo de 7% del total de su ingreso anual, además del 10% de aportaciones extraordinarias al fondo de ahorro para el retiro.

Para 2022, lo que propone la reforma al Artículo 151 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR) es que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) reduzca el porcentaje y que las personas físicas solo puedan deducir hasta el 15% del total de sus ingresos, por lo que los deducibles por donativos estarían dentro de la misma sección.

De ser aprobada la reforma, las personas físicas tendrían menos margen para deducir impuestos, por lo que deberán de decidir si deducen sus gastos fijos o deducen sus donativos a organizaciones de la sociedad civil.

Hasta diciembre de 2021, se pueden realizar sus deducciones anuales de la siguiente forma: 15% de los gastos médicos, funerarios, intereses de créditos hipotecarios; 10% aportaciones voluntarias al retiro; y 7% de donativos a organizaciones sin fines de lucro.