VEME Digital » » Por los desaparecidos, un reflejo de la memoria colectiva

Por los desaparecidos, un reflejo de la memoria colectiva


By VEME - 11/19/20 11:15 AM




Artistas cargaron palas y escarbaron en la tierra; familiares de desaparecidos escribieron poemas y canciones, dibujaron grabados.

En México hay más de 77 mil personas desaparecidas desde 2006, según los datos oficiales. En la mayoría de esos casos, sus familias han quedado rotas y aisladas, confinadas a ser ignoradas. Los desaparecidos también quedaron en sitios desconocidos, solitarios. Porque la mecánica de la desaparición es la mecánica de la fragmentación. Quebrar a las personas y, sobre todo, a las familias que las buscan.

Por eso, “rescatar la palabra del otro” se vuelve un acto contestatario. Pensar en colectivo es reconstruir de alguna forma, reparar la ausencia. “Entre todas y todos sabemos todo”, dice alguien.

“Tocar el dolor entre todos es más fácil”

A mediados de octubre se llevó a cabo el encuentro en el sur de Veracruz, una de las regiones más violentas en este 2020, asistieron integrantes del Colectivo Madres en Búsqueda Coatzacoalcos, pero también poetas, escritoras, dramaturgas, músicas, muralistas, periodistas y performanceros mexicanos. La reunión de tres días es un diálogo multiforme y lúdico, que sube y baja de intensidad.

Lo que sigue es una experiencia compartida, el abrazo del arte a las vivencias aprendidas de los colectivos de búsqueda de desaparecidos. Finalmente, las víctimas de la violencia en México han transitado del dolor solitario al dolor compartido: para buscar a sus hijos, buscan a los hijos de otros.

En el segundo día del encuentro, los artistas convocados acuden a una búsqueda en campo. Quizá por la presencia de tantas personalidades, en el rastreo hay un enorme despliegue de autoridades: está el fiscal del caso, la comisión de búsquedas, las comisiones -estatal y nacional- de Derechos Humanos, policías estatales, peritos y dos perros entrenados para buscar.

La desaparición cambió la relación con la tierra. Este sitio en el que buscamos huesos humanos es el campo de trabajo de un campesino que siembra frijoles y cocotales. Hoy un equipo de búsqueda trata de desenterrar el horror oculto bajo pastizales. Se clava la varilla y lo que se encuentra es la resistencia de la tierra: el olor de las raíces y el oloroso campo despistan a varios de los nuevos buscadores.

La desaparición también es una acción colectiva: “¿Cómo nos contamos esto que nos pasó?”.

Es la pregunta que intenta responder el proyecto ideado por Técnicas Rudas para provocar un encuentro de ocho artistas con un colectivo de búsquedas. El ejercicio tuvo un encuentro previo en Puebla, donde participaron dos representantes del colectivo de víctimas y del cual surgió una canción, mezcla de son y rap, que en esta ocasión las familias convierten en himno de lucha.

“Gracias por acompañarnos, por ser solidarios, y por ser empáticos, por entendernos y respetarnos”, dice al final de la jornada Raquel Hernández, una de las líderes del colectivo. “Habrá personas que nos acompañen y te das cuenta de que es porque los mandan y por su trabajo, pero hoy sentí que nos abrazaban con su mirada y les doy la gracia porque fue de corazón”.



TE RECOMENDAMOS