Por falta de chips, en lo que va del año, México ha dejado de producir más de medio millón de autos.

De ese tamaño es la escasez de componentes electrónicos. La agencia especializada JD Power informó que en total, en nuestro país se han dejado de fabricar 553 mil vehículos. De esa cantidad, entre el 20 y el 30 por ciento era para el mercado nacional, por lo que no se vendieron aquí más de cien mil automóviles. También señaló que el suministro de chips se va a regularizar hasta mediados de 2022.

México es el segundo país con mayor afectación, con más de medio millón de autos sin terminarse por la falta de chips; en primer lugar se ubica Estados Unidos, con un millón 441 mil 682 vehículos, y Canadá, con 375 mil 078.

Esta situación provocó que la producción automotriz en México durante octubre únicamente fuera de 257 mil 813 vehículos ligeros, una contracción anual de 25.9 por ciento, el peor volumen para un mismo mes desde 2011.

Ante la falta de semiconductores destinados a la industria automotriz, que representa 5.0 por ciento del total del mercado de chips, diversas plantas armadoras han realizado paros técnicos para enfrentar la situación.

Lo anterior también impactó a las exportaciones, pues cayeron 19.9 por ciento respecto al mismo mes de 2020, con 224 mil 535 vehículos enviados al extranjero. Por volumen, el resultado de octubre es el peor visto desde 2012.

«Fue un mes malo en el sentido de que sigue prevaleciendo la escasez de semiconductores y de algunos componentes que nos han dejado con esta cifra de producción», manifestó Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Pero que a nivel global, la venta de autos registrada en 2016, que fue un buen año, se alcanzará hasta 2027.