VEME Digital » » “Plantaciones Forestales Comerciales, alternativa productiva necesaria”

“Plantaciones Forestales Comerciales, alternativa productiva necesaria”


By VEME - 05/19/20 10:43 AM




México tiene potencial y debe apostar a las Plantaciones Forestales Comerciales (PFC) como una alternativa productiva necesaria, capaz de abastecer la industria forestal con materia prima suficiente, mientras proporciona beneficios ambiente, afirmó Ramón Burciaga, gerente de PFC de la Comisión Nacional Forestal (Conafor),

Durante la conferencia virtual “Diagnóstico y perspectivas de las Plantaciones Forestales Comerciales en México“, aseguró que, con más de 20 años de experiencia el país cuenta con un panorama favorable para el desarrollo de plantaciones continuas y con un interés creciente por parte el sector privado.

Se trata, indicó, de un modelo de plantación de especies forestales con propósitos mercantiles que debe realizarse en terrenos apropiados usados exclusivamente para esta actividad, de lo contrario no resultaría redituable.

Burciaga precisó que, al tratarse de una actividad con apenas 300 años de existencia, está rodeada de mitos, entre los que se encuentran: que promueve la deforestación, consume exceso de agua y nutrientes, que algunas especies introducidas dañan el suelo, la flora y la fauna, y generan impactos negativos.

Sin embargo, aseguró que en realidad las PFC son igual a cualquier plantación de trigo o maíz, pero de bajo costo y alta calidad, que cumplen con las exigencias estándares ambientales mientras aportan madera para la sociedad global que la requiere, otorgan beneficios económicos, fomentan la permanencia y expansión de la industria forestal y aprovechan los terrenos subutilizados.

“Se ha demostrado que hay una necesidad de satisfacer la demanda de productos forestales a nivel mundial, pero también una presión social para proteger los bosques naturales por los beneficios ambientales que ofrecen, resultado de lo cual se ha dado el crecimiento en las tierras cultivadas de alto rendimiento”, aseveró.

Añadió que las PFC brindan beneficios ambientale, pues disminuyen la presión sobre los bosques naturales, aumentan la fijación de dióxido de carbono (CO2) y recuperan la frontera forestal; al mismo tiempo que generan una importante derrama económica y se genera un arraigo de la población rural, así como estabilidad del campo.

El funcionario destacó que a nivel mundial existen cuatro mil millones de hectáreas cubiertas por algún tipo de bosque, 93 por ciento de ellas con bosques naturales y siete por ciento con plantados, de los cuales solo tres por ciento es destinado a la producción con un aporte de 40 por ciento al sector industrial.

Aunque precisó que México aún se encuentra lejos de los mayores plantadores del mundo como Brasil, Estados Unidos, China e India, afirmó que cuenta con alrededor de 250 mil hectáreas que aportan ocho por ciento a la producción nacional.

Contrario a los países que se caracterizan por grandes empresas plantadoras que poseen enormes extensiones de tierra en las que sólo hay una o dos especies cultivadas, y una industria avanzada con negocios de papel y celulosa, Burciaga destacó que México tiene plantaciones pequeñas de entre 200 y cinco mil hectáreas caracterizadas por un mosaico variado de especies.

Burciaga aseguró que el país tiene un gran potencial en este sector con ocho millones y medio de hectáreas que pueden destinarse a esta actividad y aseguró el “punto fuerte está en el sureste mexicano con condiciones que pudieran equipararse a los mejores productores.

Para ello, resaltó, la Conafor cuenta con apoyos que van desde los tres mil 200 pesos por hectárea y dos modelos de financiamiento para apoyar a pequeños productores que tengan proyectos con viabilidad financiera y especies adecuadas para esta actividad.

Además, añadió, la dependencia trabaja en acciones de mejoramiento genético con otras empresas y en la capacitación de los interesados, a través de talleres y cursos con los productores.

Finalmente, el gerente de PFC de la Conafor aclaró que el modelo mexicano ha superado su etapa inicial y se encuentra en buen nivel para despertar el interés de los inversionistas, con quienes trabaja para transmitir sus avances tecnológicos a los pequeños productores.

“Hemos encontrado especies, muchas de ellas nativas y zonas prometedoras, como es el caso de Michoacán y Veracruz donde hay ambientes propicios para el desarrollo e incremento de poblaciones”, concluyó.



TE RECOMENDAMOS