En 2017 PEMEX registró una pérdida neta 74 por ciento mayor a la del año anterior, pues esta pasó de 191 mil 144 millones de pesos a 333 mil 354 mil millones de pesos, según reportó hoy a la Bolsa Mexicana de Valores. 

La empresa del estado explicó que las pérdidas aumentaron debido a un incremento de 123 mil 300 millones de pesos en impuestos y derechos.

Además de un aumento de 19 por ciento en el costo financiero, derivado principalmente de un mayor endeudamiento y la apreciación del dólar frente al peso al cierre de 2017.