VEME Digital » » Parteras -oficio indígena milenario

Parteras -oficio indígena milenario


By VEME - 10/11/19 9:47 AM




Sabemos que 7 de cada 10 parteras en México son mujeres indígenas. Ellas ostentan saberes y prácticas milenarias, saberes ancestrales acumulados que han sido transmitidos, de generación en generación, por las abuelas, o de madre a hija, o de mujer a mujer, principalmente mediante un proceso oral, reconociendo también la existencia de varones parteros.

Este proceso de enseñanza-aprendizaje bio-cultural ha ocurrido lenta, progresiva  y permanentemente, de forma cuidadosa y personalizada. Muchas veces la elección de la nueva generación de parteras pasa por procesos de designación familiar o comunitaria, o sencillamente, es un sueño el indicador del nuevo oficio.

Lo cierto es que la transmisión de conocimientos significa estar dispuesta y desarrollar habilidades de observación de los procesos naturales de la corporalidad femenina, de actitudes y valores culturales e implica una gran conexión y un gran despliegue de relaciones con diversos elementos de la naturaleza, como las plantas y productos de la tierra, el cerro, el río y otros recursos naturales, dependiendo de su medio ambiente más próximo.

Desde la partería tradicional indígena existen muchas prácticas de atención a la embarazada. Una de ellas es la manteada, que consiste en balancear, de un lado a otro a la mujer embarazada, sobre una manta para que la cabeza del feto encaje en la pelvis y así facilitar el parto. También puede ser pasar un rebozo por debajo del cuerpo de la embarazada a la altura de la cintura con el mismo fin.

Las mujeres de localidades rurales ‘soban’ a sus clientas para aliviar sus dolores de espalda, acomodar la posición de los bebés y estar con ellas durante el nacimiento en un hospital.
 
Otra práctica muy recurrente son los baños del temazcal, un baño de vapor de origen prehispánico que se emplea durante el embarazo y el post-parto para purificar y proteger a la mujer de enfermedades, mejorar la circulación sanguínea y prepararla para el parto o bien ayudarla a recuperarse después del parto.

Yucatán

Cada año, 179 parteras mayas atienden a más de 17 mil mujeres en Yucatán en municipios rurales, desde los primeros meses hasta el momento del nacimiento, entonces acompañan a las madres a los centros de salud.

La labor de las parteras mayas se trata de una tradición milenaria, la cual alguna vez fue la de asistir a las mujeres en el momento del parto; sin embargo en la actualidad es casi exclusivamente el acompañamiento durante el embarazo.

En Izamal existen cuatro mujeres que realizan estas labores desde hace más de 60 años. Ahora se han actualizado con el apoyo de la medicina moderna, a través del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Las parteras reciben capacitaciones una vez al mes y con esta labor en conjunto tienen un saldo de ninguna muerte materna en cinco años.

En Yucatán existen 179 parteras y se mantiene esta cifra, ya que las técnicas son heredadas a sus hijas. Cada una atiende a alrededor de 100 mujeres al año y todas trabajan con el programa de Bienestar del IMSS, el cual tiene colaboración con parteras en 21 estados de la República. Este programa inició en la entidad hace más de 30 años y en Izamal hace unos 24.

Las parteras modernas ahora no sólo acompañan a las embarazadas, sino que también dan capacitaciones de planificación familiar, así como brindan diferentes métodos anticonceptivos a las mujeres de sus localidades.

Además de las capacitaciones, las parteras reciben 500 pesos mensuales para atender a sus clientas y acudir a los centros de salud, mientras que voluntarios del programa Bienestar hacen un registro bimestral del trabajo que realizan.

Con info de EF y https://cimacnoticias.com.mx



TE RECOMENDAMOS