98 extranjeros fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes para ser deportados a sus países de origen,  derivado del comportamiento violento de un grupo de migrantes que intentaron agredir y lesionar a Agentes Federales de Migración y Policías Federales que resguardaban la zona fronteriza del paso México-Estados Unidos, en la garita de El Chaparral.

Como se ha informado, los artículos 115, 143 y 144, fracción cuarta, de la Ley de Migración, establecen que el INM cuenta con los mecanismos de retorno asistido y deportación para hacer abandonar del territorio nacional a aquel extranjero que violente las disposiciones contenidas de ley en la materia.

INM retorno asistido a 11 migrantes centroamericanos

Autoridades mantienen acciones para que extranjeros regularicen su situación migratoria y puedan acceder a oportunidades de empleo formal

La Secretaría de Gobernación, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), informa que, derivado de operaciones de control y verificación, así como de peticiones voluntarias, han retornado a sus naciones de origen a 11,000 centroamericanos que se encontraban de manera irregular en México.

De dicha cifra, desde el 19 de octubre, 1,906 extranjeros que formaban parte de las caravanas de migrantes procedentes de Centroamérica, fueron regresados a sus países tras acercarse al INM para pedir voluntariamente su retorno asistido.

Estas acciones se dan en cumplimiento de los acuerdos entre México, los países del denominado Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Honduras y Guatemala) así como Nicaragua; lo anterior en estrecha colaboración con instituciones civiles internacionales, como es el caso de la Organización Internacional para la Migraciones (OIM).

En forma paralela, el INM mantiene la implementación de diversas acciones y programas que permiten a los extranjeros regularizar su condición migratoria en nuestro país y acceder a oportunidades de empleo formal o, previo acuerdo con las autoridades de los Gobiernos de los países mencionados, ser retornarlos de manera asistida, vía aérea o terrestre, a sus lugares de origen.

La Secretaría de Gobernación y el INM reiteran su compromiso de respetar y velar por los derechos humanos de todas las personas que ingresan y transitan por el territorio nacional, independientemente de su condición migratoria.