El director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom, afirmó estar preocupado por las medidas que algunos países han implementado para evitar contagios de la variante Ómicron del Covid-19, las cuales calificó como no necesarias.

“Entiendo la preocupación de los países por proteger a sus ciudadanos contra una variante que aún no comprendemos del todo, no obstante, me preocupa que varios Estados miembros estén introduciendo medidas contundentes que no se basan en pruebas ni son eficaces por sí mismas, y que solo empeorarán las desigualdades», detalló el director de la OMS.

Durante una reunión a puertas cerradas, Adhanom Ghebreyesus solicitó a los 194 Estados miembros de la OMS a ajustarse a medidas racionales y proporcionales.

El director de la OMS explicó que actualmente existen más preguntas que respuestas acerca de la gravedad de la variante y la eficacia de las vacunas contra Ómicron.

“Una vez más, agradezco a Botswana y Sudáfrica por detectar, secuenciar y reportar esta variante de forma tan rápida. Me preocupa profundamente que esos países estén siendo penalizados ahora por otros por hacer lo correcto», señaló.

En el marco de la reunión de los ministros de salud de la OMS, la delegación de Namibia expresó su decepción ante los países que impusieron prohibiciones de viaje al sur de África por la aparición de la nueva variante.

“Esta prohibición de viajar es una reacción instintiva basada en la política, no en la ciencia o las recomendaciones de la Constitución de la OMS, por eso preguntamos por qué otros Estados que detectaron la variante, están exentos de la prohibición”, sentenció.

Finalmente, Tanzania solicitó levantar las restricciones a los viajes, que están perjudicando al turismo en la región.