VEME Digital » » Ojos bordados, homenaje a víctimas de lesión ocular, por protestas, en Chile

Ojos bordados, homenaje a víctimas de lesión ocular, por protestas, en Chile


By VEME - 12/27/19 8:49 AM




Al 29 de noviembre al menos 230 manifestantes en Chile, en su mayoría jóvenes, habían sufrido heridas oculares durante los 40 días de protestas en Chile por impactos con balas de goma y perdigones disparados por la policía antidisturbios. La ceguera parcial o total de uno o ambos ojos es el desenlace.

“Perdí la visión total y recién el jueves pasado me pudieron sacar el balín, también me sacaron el ojo y voy a tener que usar una prótesis, eso para toda la vida”, aseguró Diego Jara, un estudiante afectado que participaba en la protesta, en la que se apreciaron pancartas con mensajes como “Hasta que vivir en Chile no cueste un ojo de la cara” y “El Gobierno autorizó la muerte del pueblo”.

“Perdí la visión de mi ojo, no tuve estallido ocular, pero no puedo ver, no veo ni luz, ni sombra, ni nada. Por manos del Estado y por dirección del presidente que les dio atribución a estos para hacer lo que quisieran, a militares y carabineros”, denunció Constanza Salcedo Riffo, otra manifestante que engrosa la lamentable lista de lesionados.

Hoy un lienzo con 875 ojos bordados y casi siete metros de largo da cuenta de los hechos. Borda sus Ojos, iniciativa que nació en la ciudad de Concepción en chile, reunió trabajos de todo el país, se exhibe hoy al Museo de la Memoria en Chile, lugar donde permanecerá exhibida durante los próximos meses.

A la fecha, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) ha notificado más de 350 víctimas de lesión y mutilación ocular en el contexto de las actuales manifestaciones sociales.

La iniciativa, Borda sus Ojos, corrió a cargo de las artistas Lilian Urzúa (bordadora) y la María Ignacia Jerez (ilustradora). La pieza está conformada por retazos de tela de 15×15 cm con ojos bordados. En poco tiempo se reunieron trabajos de diversas partes del territorio nacional, incluyendo algunos que llegaron desde Brasil, Argentina y Estados Unidos.

“Lanzamos la convocatoria el 14 de noviembre y al día siguiente ya teníamos embajadoras en todo Chile. Dos semanas después teníamos esta gran tela con más de 800 ojos bordados a mano”, comenta Jerez, quien nunca se esperó el alcance que podría llegar a tener el proyecto.

Para Lilian Urzúa, “una de las mayores motivaciones fue visibilizar nuestro rechazo y nuestro dolor a lo ocurrido con las lesiones y pérdida oculares. Fue un espacio para canalizar la pena y la rabia que sentíamos”. Y eso quedó plasmado en la diversidad de bordados que llegaron, los cuales fueron realizados en una multiplicidad de técnicas y mensajes. “El tema eran los ojos, pero desde un principio dejamos que la interpretación fuese libre. Sólo pedimos que se ajustara a las medidas”.

Una vez finalizado, el lienzo de 3,70 x 6,75 metros fue parte de dos marchas organizadas en Concepción, para luego recorrer algunos lugares de Santiago, como la denominada Plaza de la Dignidad, y así llegar finalmente al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, donde fue donado y permanecerá exhibido por los próximos meses.

El gesto del arte contemporáneo es a veces percibido como invisible. Es cuestionado y anulado. Pero a veces es permanente.

Con info del Museo de la Memoria

Anitzel Díaz



TE RECOMENDAMOS