En una audiencia contra el menor de 12 años, quien conducía el vehículo que volcó en Tláhuac y dejó cinco menores muertos, el juez especializado en justicia para adolescentes impuso una serie de medidas cautelares que deberá acatarse hasta que termine el proceso penal en su contra.

El juez señaló que el menor de 12 años debe presentarse mensualmente a firmar ante la Unidad de Supervisión de Medidas Cautelares y suspensión condicional del proceso. Además, le prohibió salir de Ciudad de México sin autorización judicial.

También deberá estar bajo el cuidado y vigilancia de la Procuraduría de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes; es decir, no será entregado a sus padres y permanecerá en el albergue de DIF.

El menor tiene prohibido acercarse o comunicarse con las víctimas indirectas, es decir, con los sobrevivientes y familiares de los menores que murieron en el accidente.