Esta madrugada, al tratar de detonar otro artefacto explosivo fue sorprendido en su coche cuando iba a ser detenido y se suicido al verse cercado. La policía afirmó que iba solo y que falleció al instante.

El presunto suicidio se registró después de un corto tiroteo con un agente en la Carretera Interestatal 35, a la altura de Round Rock, al Norte de la ciudad de Austin.

Al parecer se trataba de un hombre blanco, de 24 años,  que desde el 2 de marzo había enviado estos paquetes explosivos, que dejaron un saldo final de dos muertos y doce personas heridas.