VEME Digital » » “Muerden la mano que les quitó el bozal” ¿cuándo usó Madero la frase?

“Muerden la mano que les quitó el bozal” ¿cuándo usó Madero la frase?


By VEME - 11/4/19 8:08 AM




Madero llegó a la presidencia de México respetando a carta cabal uno de los principios básicos de su programa de gobierno, la bandera de la libertad de expresión. Sin embargo, durante su mandato sufrió las consecuencias de ese derecho, ejercido ya sin límites por los periodistas por medio de editoriales, crónicas, caricaturas, reportajes y artículos de opinión. La crítica hacia el gobierno se acentuó después de que el jefe del Ejecutivo retiró del erario a los periodistas y dejó de subvencionar a los diarios, otrora sostenidos por el régimen porfirista. La frase de Gustavo A. Madero sobre este asunto es muy elocuente; refiriéndose a los periodistas afirmó: “Muerden la mano que les quitó el bozal”.

El presidente no supo crear una red de prensa sólida que apoyara a su gobierno, es decir, en palabras de Garciadiego, historiador, “[El] problema consistió en que la prensa que le era favorable no fue capaz de balancear a la que le era hostil y ante la cual fallaron sus intentos de mediatización y control”.

La población participaba con largas cartas en el contenido de Nueva
Era (periódico principal). Incluso llegó a aparecer la sección “Del público” con textos enviados, muchos del interior de la república.

Contexto actual

Cuando Madero dijo esta frase (1912) el mundo se enfrentaba a los principios de la libre expresión. Esto tomando en cuenta que la mayor parte de la población no sabía leer. Los lectores eran la clase política, ya fueran maderistas u opositores y algunos personajes de clase alta allegados a la familia Madero.

Los ciudadanos tienen el derecho a recibir información real. Si los medios tradicionales están impedidos a relatar con verdad, los acontecimientos diarios, entonces las alternativas en redes sociales, son las puertas de entrada a nuestra realidad.

Hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador se enfrenta no solo a la prensa llamada conservadora, neoliberal, fifi, etc… sino a la suya propia que con el afán de defender desacredita. Las redes sociales, tan fáciles de manipular. Hoy lo que sobra es información, o será desinformación. Va a estar difícil, y sería sumamente peligroso, poner el bozal de nuevo.

México y los medios de comunicación

Esto en un país donde siete de cada 10 personas mayores de 18 años creen que la corrupción es frecuente o muy frecuente en los medios de comunicación de sus entidades federativas (INEGI).

Donde el nivel de credibilidad de los medios de comunicación tradicionales —radios, televisión y diarios— está en su peor nivel frente a la sociedad.

Donde la percepción de confianza en los medios ha pasado de un 70% a un 19%:

El Dr. Jesús Alberto Cabañas Osorio, académico del Departamento de Comunicación de la Universidad Iberoamericana menciona en un estudio que los medios convencionales “arrastran un estigma histórico de encubrimiento y alianza con el sistema-gobierno, y la imagen que el Estado pretende difundir a la sociedad civil”. En general, responden a una relación basada en lo económico.

En el mismo estudio, Sandra Vera Zambrano, académica de la misma universidad afirma respecto a la transformación del periodismo, que se ha generado una precarización de la profesión, debido a bajos salarios y la lógica incesante de generar clickbaits (describir contenidos que generan ingresos publicitarios). Esto sin mencionar que ser periodista en México es arriesgar la vida.

Alguna vez la crisis del periodismo mexicano fue de credibilidad. Hoy es de indiferencia. Se están haciendo reportajes de investigación, se está sacando a la luz información valiosa. A nadie le importa. No hay consecuencias.

Históricamente México se ha caracterizado por el NO libre ejercicio de la prensa, o se nos ha olvidado la frase célebre de López Portillo: “no pago para que me peguen”. Frase que resume la relación histórica del ejercicio periodístico con el estado. Visión y uso patrimonialista del presupuesto público; personalización de las instituciones (Luis XIV, “la institución soy yo”); concepción del periodismo como un “oficio en renta”, asumiendo que, si se utilizan sus espacios para promocionar programas públicos, por lo que el medio estaría comprometido a “moderar” su línea editorial. Lo que la iniciativa de Ley General de Comunicación Social y Propaganda Gubernamental, legitimaría.

Fuente: Ricardo Cruz García, Nueva Era y la prensa en el maderismo de la
caída de Porfirio Díaz a la Decena Trágica, México, Universidad
Na-cional Autónoma de México, 2013, 322 pp. ISBN: 978-607-02-
4519-0



TE RECOMENDAMOS



Incendios en California siguen fuera de control

El gobernador de California, Gavin Newsom, declaró una emergencia en todo el estado ante la voracidad y rapidez con la que se extienden las llamas…

Ver más


En California, detienen a líder de La Luz del Mundo por tráfico sexual

En California, detienen a líder de La Luz del Mundo por tráfico sexual El fiscal general Becerra anuncia el arresto de Naasón Joaquín García, líder…

Ver más


Comienzan demoliciones de 8 prototipos del muro fronterizo

Comienzan demoliciones de 8 prototipos del muro fronterizo Este miércoles en San Diego, California, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), comenzó unos trabajos…

Ver más


California retirará a los 360 militares desplegados en su frontera con México

California retirará a los 360 militares desplegados en su frontera con México El gobernador de California, Gavin Newsom, está listo para retirar a los 360…

Ver más