Ayer jueves, la Senadora de MORENA, Bertha de caraveo, presentó un proyecto de decreto para disminuir las comisiones que cobran los bancos a sus clientes, lo que provocó un desplome de la bolsa local y contribuyó a la depreciación del peso.

El proyecto propone prohibir el cobro de comisiones por transferencias interbancarias y retiro de efectivo, entre otros servicios, y que el banco central (Banxico) y la comisión de valores establezcan esquemas para reducir anualmente el cobro de comisiones por retiro y consulta de saldo.

A consecuencia de esta propuesta para eliminar las comisiones bancarias, la BMV se fue a pique, cerró ayer con un desplome de 5.81 por ciento, equivalente a más de 2 mil 700 puntos… las empresas perdieron en valor de capitalización de la bolsa mexicana de valores 23 mil 945 millones de dólares. Una caída similar en el mercado mexicano no se había visto desde agosto de 2011.

Las acciones de grupos financieros locales como Banorte, que maneja el segundo mayor banco del país, retrocedieron un 11,90% mientras que las de Santander perdieron un 8,12% y las de Inbursa, parte de los negocios del millonario Carlos Slim, bajaron 10,08%.

La causa de la precipitosa caída fue el desplome de más de 10 por ciento de los principales grupos financieros que integran al índice bursátil, luego de que la bancada de Morena en el senado presentó una iniciativa para eliminar el cobro de diversas comisiones bancarias, lo que limitaría las ganancias de los grupos financieros.

Gabriela Siller, directora de análisis financiero y bursátil de Banco Base, asegura que la iniciativa de ley es una señal de que el partido mayoritario y el futuro gobierno impulsarán políticas que pueden tener efectos adversos para el sector empresarial, y a su vez resurgen las dudas sobre la toma de decisiones que se llevará a cabo en política económica.

Urzúa pone orden

De inmediato el equipo económico del presidente electo, encabezado por el próximo secretario de hacienda, Carlos Urzúa, dio a conocer un comunicado para expresar que, si bien hay numerosas iniciativas y “entusiasmo” de actores políticos, y entre éstos de legisladores, en materia fiscal y financiera hay que ser muy cuidadosos.

“Aun cuando reconocemos que la intención de ellas es tratar de mejorar la condición de vida de los mexicanos, este objetivo no necesariamente se alcanza si no se toman en cuenta tanto los impactos en las finanzas públicas, como la estabilidad financiera del sector”.

Carlos Urzúa informó que ya había entrado en contacto con los líderes camerales para establecer una mesa con un equipo técnico, además de incluir al centro de estudios de las finanzas públicas de la cámara de diputados, para integrar reportes sobre viabilidad técnica y operativa, así como de impactos macroeconómicos.