El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, aseguró que, a principios de noviembre, Estados Unidos realizó un ensayo de ataque nuclear desde dos direcciones diferentes a 20 kilómetros de la frontera rusa.

La acusación surgió durante la tensión registrada entre Washington y Moscú en relación con Ucrania, ya que, los funcionarios norteamericanos han expresado su preocupación por un posible ataque por parte de Rusia contra el país vecino.

Por su parte, el Gobierno de Rusia acusó a la administración estadounidense, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y Ucrania de contar con un comportamiento provocador e irresponsable, ante los suministros de armas de Estados Unidos a Ucrania, el uso de drones contra los separatistas respaldados por Rusia y los ejercicios militares de la OTAN cerca a kilómetros de sus fronteras.

El ministro de Defensa recordó que en las últimas semanas se ha registrado un aumento en los bombardeos en puntos estratégicos, además de haber reportado el vuelo de 30 aviones cerca de Rusia durante noviembre, sin embargo, Shoigu se quejó por un supuesto ensayo nuclear.

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmó que los bombarderos estratégicos transportaron “armas muy serias” a escasos kilómetros de Rusia, por lo que los países occidentales se han tomado a la ligera las advertencias de no cruzar la frontera.