Al reiterar que respeta la postura del gobierno de Estados Unidos sobre el tema migratorio, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que México apoyará, por razones humanitarias, con el otorgamiento de visas de trabajo a los migrantes, sobre todo, a los centroamericanos.

En su conferencia de prensa matutina, indicó que el apoyo se brindará a quienes lo soliciten, “todo voluntario y tolerado”, pues el gobierno de México tiene la posibilidad de ofrecer empleos con obras como el Tren Maya, que significará la contratación de 300 mil personas.

Expuso que se trabajará conforme las acciones de las secretarías de Relaciones Exteriores y de Gobernación para apoyar la petición del gobierno estadunidense de contener el flujo migratorio, y aseguró que se revisará también la forma en que se organizan las caravanas, a fin de evitar el tráfico de personas.

Más adelante el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habló sobre el dictamen de la reforma educativa que aprobaron los diputados en Comisiones y rechazó la venta de plazas en el magisterio, así como ‘trafiques con la nómina’.

No queremos venta de plazas, no trafiques con la nómina, no se permite a nadie, aunque sean los más radicales o extremistas de derecha la corrupción…se a cabo en el país ya no hay corrupción tolerada desde el gobierno”, dijo.

El presidente de México dijo que el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma, tiene instrucciones de escuchar a todas las agrupaciones magisteriales y explicar en qué consiste la reforma educativa.

“Hicimos lo más importante, que fue rechazar la mal llamada reforma educativa”.

No les voy a dar el gusto a los conservadores de que digan que somos iguales voy a pedirle al secretario de Educación que hable con los maestros que informe y que se quite todo lo que pueda ser utilizado como pretexto para que puedan vociferar de que somos iguales”, comentó.

El 27 de marzo, las comisiones unidas de Educación y Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobaron el dictamen de la reforma educativa, tras lograr entrar el recinto, ya que el bloqueo de la CNTE se redujo solo a una puerta del Palacio Legislativo de San Lázaro.

Las reformas a los artículos 3º, 31 y 73 de la Constitución establecen la rectoría del Estado en la educación y se incorporan la educación inicial y la superior como obligatorias. En el Tercero constitucional se destaca que la admisión, promoción y reconocimiento del personal que ejerza la función magisterial, directiva o de supervisión, se realizará a través de procesos de selección públicos y transparentes, pero se aclara que en ningún caso afectará la permanencia de los maestros en el servicio.

Se elimina del texto constitucional actual la evaluación obligatoria para el ingreso y promoción, así como los concursos de oposición. Se abroga la Ley General del Servicio Profesional Docente, por lo que quedan sin efecto los actos que afectaron la permanencia de los maestros, y se faculta al Congreso a expedir en su lugar la Ley del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros.

También se abroga la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, con lo que desaparece el INEE. Se crea el Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación, que será coordinado por un organismo público descentralizado, con autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión y gestión.

Con info de NTX y redes sociales AMLO