Y por otro lado…