VEME Digital » » Los trienios en el Inai

Los trienios en el Inai


By VEME - 12/7/20 9:07 AM




SIGNOS VITALES

Alberto Aguirre

Por definición constitucional, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales cuenta con autonomía y sus integrantes están capacitados plenamente para decidir sobre el ejercicio de su presupuesto y determinar su organización interna.

¿Autonomía limitada? Los siete integrantes del pleno tendrán que cumplir con lo estipulado en la Ley de Transparencia y elegir este jueves 10 —en sesión pública por el presidente saliente, Francisco Javier Acuña Llamas— al nuevo representante legal de la institución. Cerrado el registro de candidaturas, sólo Blanca Lilia Ibarra y Óscar Guerra Ford presentaron sus programas de trabajo, conforme los requisitos de la convocatoria.

Tras de ser electo, el nuevo comisionado presidente deberá entrar en funciones inmediatamente para cumplir un encargo de tres años. Con el respaldo de una mayoría contundente —de acuerdo a una sesión privada, ocurrida hace cuatro días, sólo tendría asegurados cinco votos, con la promesa de Acuña de actuar con imparcialidad hasta el final— llegaría Guerra Ford,  expresidente del INFO-DF.

Por decisión del Senado de la República, hace seis años, Guerra Ford y su colega Eugenio Monterrey Chepov fueron electos para cumplir un periodo de ocho años, que concluyen en marzo del 2022.

Ambos se inscribieron para competir por el cargo que dejó la primera comisionada presidenta, Ximena Puente de la Mora, en mayo del 2017 en una contienda en la que también participaron Acuña Llamas y Patricia Kurczyn, no obstante el periodo de esta última expiraba en marzo del 2020.

Aquella vez, un pacto entre los comisionados que aspiraban a la presidencia frenó la intentona de la abogada especializada en asuntos laborales, quien sólo recibió el voto de Joel Salas. Esta vez, la unción de Guerra Ford como comisionado presidente no sólo sería extemporánea, sino que ampliaría un año y medio su estancia en el INAI.

Y es que la renovación en la presidencia del INAI ocurre siete meses tarde. Acuña Llamas debió haber entregado esa posición el pasado 12 de mayo. Entonces, la elección de los dos comisionados que debían completar al pleno tras de la salida de Kurczyn y Salas llevaba dos meses suspendida, por la contingencia sanitaria.

Incompleto el pleno y ante la situación “atípica y jurídicamente imprevista”, los cinco integrantes en funciones acordaron extender el mandato de Acuña Llamas, no obstante los postulados de la Ley Federal de Transparencia, que regula la suplencia del presidente, en caso de ausencia: asumirá el cargo el comisionado de mayor antigüedad y, a igualdad de antigüedad, el de mayor edad.

Empatados en antigüedad —llegaron en marzo del 2014—, Guerra Ford cumpliría con el otro requisito, por sobre Monterrey Chepov. Pero ambos, junto con las comisionadas Ibarra y Josefina Román Vergara, validaron una interpretación de Acuña Llamas sobre el artículo 30 de ese ordenamiento legal. “Dicho supuesto normativo no tiene alcance ni impacto alguno en cuanto a quién debe presidir el instituto una vez concluida la gestión de un presidente, o cuando la elección para uno nuevo no pueda realizarse, ya que al concluir el periodo de tres años, lo que opera es la sustitución; es decir, que otro comisionado sea electo para cumplir un nuevo periodo de tres años”.

Ante ese vacío normativo, el INAI pactó una prórroga al mandato de Acuña Llamas, “hasta que el pleno se encuentre en condiciones legales” de elegir a su sucesor. Y sobre esa misma base argumentativa, elegiría a un comisionado que deberá cumplir un trienio, durante una sesión extraordinaria, convocada para este jueves 10.

Ante los acuerdos de la mayoría de los comisionados, ¿quién será el influyente que en la víspera cabildea mediáticamente a favor de Blanca Lilia Ibarra? En el INAI identificaron a un abogado, exlegislador priista, como amplia experiencia y muy cercano a la televisora del Ajusco. Y se preguntan si algo le preocupará a los jerarcas de ese grupo, por lo que quieren controlar al órgano autónomo. ¿O será que el PRI se reagrupa y busca posiciones estratégicas, al igual que la 4T?

Efectos secundarios

ATORÓN. Han pasado cuatro semanas desde que Elsa Bibiana Peralta dejara el INFO-CDMX y el Congreso local no ha completado el proceso del selección del nuevo integrante de ese órgano garante. Los resultados de la evaluación de los 29 candidatos no se han divulgado pero Ixchel Alzaga y Rocío Aguilar Solache concitaban mayores respaldos, pero las fricciones entre los diputados morenistas obligaron a buscar una tercera opción, que estaría —dicen los que saben— entre Rosa María Bucio, Laura Lizette Enríquez, de Integridad Ciudadana, y Andrés Israel Rodríguez, actual secretario ejecutivo del Instituto. En la definición de esta vacante hay quienes observan cierta intencionalidad del presidente de la Comisión Anticorrupción, Carlos Alonso Castillo Pérez, quien después de este trance deberá definir si enfila hacia la candidatura morenista a la alcaldía Coyoacán, con el apoyo de Mauricio Toledo.

ANTÍDOTO. La reactivación de la economía ha sido posible gracias al soporte de la industria de la construcción: este sector representa casi 8% del PIB, genera 10% de los empleos del país y está presente en tres de cada cuatro actividades productivas de México. Así quedó de manifiesto en la presentación del Segundo Plan de Infraestructura. Se estiman que los cuatro megaproyectos de infraestructura del gobierno federal generarán más de 80,000 empleos directos en un periodo entre tres y seis años, así que este sector es primordial en estos momentos de incertidumbre.

Twitter: @aguirre_alberto



TE RECOMENDAMOS



Biden ordena bombardeo en Siria contra bases militares respaldadas por Irán

https://www.youtube.com/watch?v=cUqO2A5WUTk&list=RDCMUCGMEwclo7t-nOcwbE6FGKBw&start_radio=1

Ver más