En el lenguaje coloquial mexicano el verbo rayar tiene varias connotaciones. Rayar es el acto de pagar a los trabajadores, sobre todo a los que se les paga por semana. Por esta razón se le llama raya al dinero que recibe el empleado por el trabajo de una semana. Recuerdo el cuento del obrero que llega a su casa en estado de ebriedad y al presentarse frente a su esposa ésta lo regaña. Además de venir hasta las chanclas –agrega la señora en su filípica que en este caso podría decirse pedífica- ya no traes la raya. El individuo señala su pantalón y le dice: Voy, voy, pos ni que plancharas tan bien.

También se utiliza el verbo como sustituto de mentar específicamente la madre.  ¿Por qué sacaste cero en gramática? Porque le rayé la madre al profesor.

Existen otras acepciones de rayar como la de rayar el caballo: se emplea cuando un charro frena bruscamente su caballo que va a galope. Va un cuento breve: El charro rayó su caballo, lo convirtió en cebra.

Pero la acepción coloquial de rayar que me interesa mencionar es aquella que se le aplica a alguien cuando le va muy bien en un negocio, recibe un buen regalo o es gratificado con un buen sueldo. ¡Te rayaste con el auto que te dieron en tu trabajo!

En la polémica que en el marco de la Ley de Remuneraciones se ha puesto al rojo vivo sobre los altos sueldos que devengan los Ministros de la Suprema Corte de Justicia, el presidente Andrés Manuel López Obrador al hablar del tema expresó: “Se molestan, pero la verdad es que se rayan con sueldos elevadísimos”.

López Obrador ya había advertido: “quien quiere hacer dinero, que no se ocupe de estas funciones (funcionario público); puede dedicarse a cualquier otra actividad, además es legítimo; pero el servidor público no está para hacerse millonario”.

En representación de los ministros de la Suprema Corte, durante la toma de protesta, en el salón de plenos de la SCJN, de una jueza y 30 magistrados de circuito, Jorge Mario Pardo Rebolledo, leyó –con muchos tropiezos- un discurso en el que manifestó que el principio de la democracia descansa en la división de poderes y “en el absoluto respeto mutuo de sus respectivas competencias y facultades”. (Aquí el que redacta reconoce su ignorancia y pregunta: ¿Cada poder fija los sueldos de quienes lo integran?).

Además Pardo Rebolledo señaló que “el equilibrio entre poderes descansa en su propia independencia y por ello la Constitución federal contempla un esquema de resolución de conflictos entre Ejecutivo y Legislativo, pero no de conflictos entre el Poder Judicial y los otros poderes de la Unión, pues se da por sentado que dicho conflicto no puede ni debe existir si todos respetan la autonomía judicial. (Vuelvo a preguntar: ¿La autonomía judicial permite que los Jueces o Magistrados de la SCJN determinen sus sueldos y prestaciones?).

Como en uno de sus arrebatos – especie de deformación profesional por tantos años de andar de candidato- AMLO estableció, sin tener el dato preciso, que los Ministros de la SCJN ganan más de 600 mil pesos mensuales, tuvo que rectificar: “Pero si no son 600 mil, son 500 mil pesos y no tengo la menor duda que son los servidores públicos mejor pagados del mundo”.

Como un servicio a la comunidad, he aquí lo que gana el ministro presidente de la multicitada Corte. Todos los rubros son en pesos mexicanos y la fuente es el presupuesto de egresos del 2018. Sueldo Anual: 4,743,537; Prima vacacional 95,475; Aguinaldo 586,317; Seguro de vida institucional 33,876; Seguro de gastos médicos mayores 47,770; Seguro de separación individualizado 528,782; Estímulo antigüedad 46,154; Ayuda de anteojos 3,100; Pago por riesgo 853,223. Esto suma en un año 6,938,234 pesos.  Esta cantidad dividida entre 12 meses nos da por resultado que el Presidente de la Corte, actualmente Luis María Aguilar Morales, gana 578 mil 186 pesos 17 centavos mensuales. Por ahí cerca deben de andar los otros diez (aunque en este momento son nueve) jueces del alto tribunal. No muy lejos de lo señalado por el presidente de la república.

El periódico El Universal informó los sueldos de los homólogos del Juez Aguilar Morales en otros países, dio las cifras en dólares que yo convertiré en pesos considerando los billetes verdes a 20 pesos. El de Estados Unidos gana 267 mil dólares anuales (445,00 pesos mensuales). El de Holanda gana 147 mil 378 dólares con 17 centavos anuales, con prestaciones (245 mil 630 pesos 28 centavos al mes). El de España gana 107 mil dólares por 12 meses. (178 mil 333 pesos 33 centavos cada mes). Visto así, el mexicano está mejor pagado que el de los tres países que tienen mejor economía que la nuestra.

Con la información anterior, aun considerando que para ser Ministro de la Corte hay que tener una preparación especializada y gran experiencia, comparado con lo que percibe un profesionista medio, reconozcamos que ganan mucho dinero. Ahora bien, si su sueldo se lo ponen ellos, más que rayados son manchados. Aquí entra la voz de la sociedad que les pregunta con humildad: ¿Es lo menos que nos pueden cobrar por sus servicios?

Whatsapp

Mi hijo se acercó y me dijo: “me la pelas”. Le puse un madrazo que hasta tiró la mandarina que traía en las manos.

By Manuel ® Ajenjo