El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, comió esta tarde en su domicilio particular con el Presidente Enrique Peña Nieto, a quien dijo que invitó para dialogar sobre la ceremonia de cambio de poderes del 1 de diciembre, y para agradecerle las atenciones que ha tenido con él.

El encuentro ocurre luego de que hoy por la mañana, en una entrevista radiofónica, López Obrador dijo que someterá a consulta ciudadana la decisión sobre si su próximo Gobierno abre expedientes judiciales contra ex Presidentes por actos de corrupción.

“Invité a comer a mi casa al presidente Enrique Peña Nieto. Me he reunido en otras ocasiones con él por razones de carácter institucional.

Ahora, nos encontramos para definir el programa del 1 de diciembre y también en plan amistoso porque le agradezco sus atenciones, y es probable que sea la última entrevista que sostengamos en este periodo de transición”, posteó Obrador en sus redes sociales luego del encuentro.

Cabe señalar que el presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Gustavo de Hoyos Walther, reconoció la cortesía que tuvo el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador para invitar a comer a su casa al mandatario Enrique Peña Nieto.

En su cuenta de Twitter, el dirigente empresarial manifestó que ese gesto institucional abona al fortalecimiento de la democracia y a una transición en concordia.

Pero “sería deseable que los futuros miembros del gabinete ampliado hagan lo propio con sus pares”, añadió.

A través de la misma red social, el ganador de la pasada elección presidencial, expuso que en esta ocasión se reunieron para definir el programa del 1 de diciembre y para agradecer las atenciones del Presidente Peña Nieto.

“Me he reunido en otras ocasiones con él por razones de carácter institucional. Ahora, nos encontramos para definir el programa del 1 de diciembre y para agradecer sus atenciones”, escribió López Obrador.

NTX