VEME Digital » » Las misiones de López-Gatell

Las misiones de López-Gatell


By VEME - 01/13/21 9:48 AM




SIGNOS VITALES

Alberto Aguirre

Las primeras dos fases del Plan Nacional de Vacunación podrían ser cubiertas con los lotes adquiridos por el gobierno federal a Pfizer-BioNTech. Para las siguientes etapas, empero, no había certeza, a pesar de los contratos firmados con otros proveedores y la suscripción de México al mecanismo Covax.

¿AstraZeneca comenzaría la entrega de las 77.4 millones de dosis adquiridas por México en el primer trimestre del 2021? ¿O antes estarían listas los productos de CanSino Biologics o la Sputnik V?

La producción “local” o la importación de los biológicos y las autorizaciones de Cofepris, para el uso de esos productos por razones de emergencia sanitaria, eran asuntos que rebasaban cualquier simulacro o calibración. 

Por su tecnología de última generación y la capacidad de sus trabajadores, AstraZeneca eligió la planta de mAbxience en Argentina para producir la vacuna contra la Covid-19. La farmacéutica hizo un pedido de principio activo a la filial de Grupo Insud —encabezado por el empresario Hugo Sigman— para fabricar al menos 150 millones de dosis. De éstas, 22 millones (14.7%) se quedarán en Argentina y el resto ya están comprometidas, en el marco de los acuerdos entre AstraZeneca y los distintos países de la región con excepción de Brasil.

Durante su estancia en Argentina, la delegación mexicana —integrada por Hugo López-Gatell y  Efraín Guadarrama, el director de organismos y mecanismos regionales para América Latina de Relaciones Exteriores— constató la semana pasada que mAbxience había cumplido escrupulosamente con el calendario de producción del principio activo y que sin retrasos saldría el embarque a México.

El martes por la mañana, López-Gatell había referido que era inminente el arribo. Más tarde, la cancillería precisó que será justo dentro de una semana cuando sean recibidos los productos para su envasado final, en una planta ubicada en Ocoyoacac, Estado de México.

Los Sigman, asociada con otras tres familias (Bagó, Sielecki y  Gold) es la principal controladora de Laboratorios Elea y junto con Biogénesis Bagó y Sequirus, la empresa australiana que compró a Novartis sus plantas de vacunas en todo el mundo, son los accionistas de mAbxience. En México contaron con la Fundación Slim y Laboratorios Liomont para concretar la última fase de la producción del biológico de AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

En su periplo por la Gran Buenos Aires, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud fue recibido por directivos del consorcio farmacobiológico propiedad del empresario Hugo Sigman. Además de visitar las instalaciones de mAbxience pudo conocer de primera mano el suero híper inmune antiCovid-19, un tratamiento producto de una vinculación público-privada que involucró a científicos de la Universidad de San Andrés y Universidad Nacional de Córdoba.

Esa terapia logró reducción de la mortalidad en 45%, de la internación en terapia intensiva en 24% y del requerimiento de asistencia respiratoria mecánica en 36% durante los ensayos fase 2 y 3. El 22  de diciembre recibió la autorización de la autoridad reguladora argentina para su uso en pacientes con enfermedad moderada a severa Covid-19 en condiciones de pandemia. Leandro Sigman, presidente de Insud Pharma, anunció que buscarían exportar ese tratamiento. Y México sería el primer cliente…

Al margen de los contactos de López-Gatell con los farmacéuticos argentinos están las negociaciones de la Alianza para la prevención de la Covid-19 con representantes de la Federación Rusa para almacenar, distribuir y aplicar la Spuntik V en México.

Y es que luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador estableciera —hace dos semanas— que su administración no pondría obstáculos para que la iniciativa privada importara vacunas (tampoco a los gobiernos estatales), el consorcio constituido por Distribuidora Química y Hospitalaria GAP, el Laboratorio Santo Domingo y los consultorios AMEE anunció que traería el producto ruso.

Hace seis días, con la firma del ingeniero Jesús Ortega Martínez, fue remitida una manifestación formal de interés. “Actualmente realizamos labores de distribución, suministro de material, equipos y consumibles para laboratorios clínicos y moleculares, además de tener infraestructura especial para la conservación, transporte y almacenaje de productos farmacobiólogos, así como sistemas de rastreo de temperatura y registro continuo, lo que garantiza la temperatura específica de conservación”, dice la misiva fechada en Zapopan y traducida al ruso. La propuesta detalla que cuentan en una red de consultorios de medicina especializada debidamente equipados con material preciso para asegurar la red de frío y una correcta aplicación de la vacuna, por personal médico altamente especializado.

Efectos secundarios

CONTEXTOS. Daniel Karam Toumeh estuvo al frente del Seguro Popular y del IMSS, en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa. En la atención de la pandemia por la influenza A H1N1 —recuerda— el entonces secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, proveyó de la información precisa que permitió al Ejecutivo federal orientar la estrategia gubernamental a la compra de antivirales para atender a los pacientes con lo que las unidades de terapia intensiva no se vieron saturadas con pacientes de enfermedades respiratorias críticamente afectados y la compra masiva de ventiladores mecánicos no fue necesaria. Aquella vez, el IMSS y el ISSSTE —que entonces dirigía Miguel Ángel Yunes— adquirieron esos dispositivos para cubrir las necesidades específicas de ese reto. A la llegada de los priistas a Los Pinos, Karam Toumeh se retiró del servicio público y en 2015 asumió la dirección de Hill&Knowllton en México.

¿TRUEQUES? De la experiencia de la influenza A H1N1 al coronavirus SARS-CoV-2 y sus variantes recientes, pasaron 11 años y gobiernos federales de tres signos partidistas distintos que no han dicho mucho sobre las dos plantas para la producción de antivirales adquiridas a Sanofi a través de Birmex. Una de ellas, ubicada en Ocoyoacan, Estado de México. ¿Será la misma donde Liomont fabricaba el Oseltamivir y ahora se envasará la vacuna contra la Covid-19? No pasa desapercibido que las nuevas oficinas de la Secretaría de Comunicaciones e Infraestructura —en la glorieta de los Coyotes, en la delegación Álvaro Obregón— antes era una planta de la farmacéutica. Tampoco puede olvidarse que en febrero de 2010, la firma argentina contratada por AstraZeneca para producir la vacuna contra la Covid-19 en el hemisferio, ganó una licitación pública internacional para producir la vacuna contra la influenza y desde entonces también elabora las vacunas para combatir al neumococo y el HPV, además de otros medicamentos biotecnológicos de alta complejidad.

Twitter: @aguirre_alberto



TE RECOMENDAMOS



Reconoce Pulitzer a adolescente que grabó muerte de Floyd

https://www.youtube.com/watch?v=HwnLxNgH0fU&t=1297s

Ver más


Matanza del Jueves de Corpus

https://www.youtube.com/watch?v=WhchGalOxhM

Ver más