El estado de Zacatecas está sumido en una grave crisis de inseguridad por la disputa del territorio que mantienen los cárteles de Sinaloa, Jalisco Nueva generación (CJNG) y el de Los Talibanes-Zetas.

En la jornada violenta de ayer, 10 hombres fueron colgados de un puente vial en la carretera federal 45, tramo Zacatecas-Aguascalientes, en la cabecera municipal de San Pedro Piedra Gorda y acribillados a balazos; además, hubo nueve asesinatos en Fresnillo, Valparaíso y Loreto.

En el primer caso, autoridades policiacas informaron que un grupo armado con fusiles de alto calibre secuestró a 10 varones en San Pedro Piedra Gorda, municipio rural situado a 44 kilómetros de la capital del estado.

Después de torturarlos, los sicarios los colgaron con sogas de un puente y los acribillaron. Los cuerpos pendían en el cruce con la avenida Genaro Borrego Estrada; uno de los cadáveres cayó al piso.

Habitantes de San Pedro Piedra Gorda se concentraron en los alrededores para intentar reconocer a posibles familiares, pero la cinta amarilla colocada por la policía les impidió acercarse.

En tanto, fuentes extraoficiales afirmaron que el mismo comando habría privado de la libertad durante la madrugada a 20 individuos de distintas comunidades de esa demarcación y rancherías cercanas; sin embargo, las autoridades no lo confirmaron.

Con info de La Jornada