La Secretaría de la Función Pública suspendió a ocho funcionarios de Petróleos Mexicanos,  por su presunta responsabilidad en el delito del robo de hidrocarburos. Formaban parte de una red que alteraba válvulas para cometer el ilícito. La Unidad de Responsabilidades en Pemex llevó a cabo una investigación, en coordinación con Pemex, que permitió detectar la presunta participación de varios trabajadores, asignados al Sector Ductos Minatitlán de Pemex Logística. La investigación arrojó que los  servidores públicos e manera reiterada, manipulaban y alteraban las válvulas de seccionamiento San Octavio, del Poliducto Minatitlán–México, en Acayucan, Veracruz. Pemex informó que las investigaciones continúan su curso con el propósito de deslindar responsabilidades y determinar el número total de servidores públicos implicados. Hasta el momento la suspensión es una medida cautelar que no prejuzga sobre las probables responsabilidades administrativas de los servidores públicos involucrados, aclararon Pemex y la Secretaría de la Función Pública.