VEME Digital » » La migración, problema de la humanidad

La migración, problema de la humanidad


By VEME - 02/6/20 8:41 AM




EL PRIVILEGIO DE OPINAR

Manuel Ajenjo

Un fantasma recorre el mundo: el fantasma de la migración.

Desde siempre, la especie humana ha migrado. Según el historiador y escritor israelí Yuval Noah Harari (1976) en su libro “De animales a dioses”, el homo sapiens se dispersó, desde África, lugar de su origen, hacia los demás continentes en busca de nuevos espacios habitables. Pero el hecho actual, que debemos enfatizar, es la migración humana no deseada sino necesaria para la sobrevivencia.

Nadie atraviesa la selva chiapaneca con un niño en los hombros, por el gusto de practicar el turismo extremo. Ninguna mujer embarazada atraviesa el Río Suchiate con el agua a la cintura —porque el parto en agua reduce el estrés de la madre y es más suave para el bebé—. Esto lo hacen hombres y mujeres que migran de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, en busca de mejores condiciones de vida.

Lo mismo sucede con las familias mexicanas que atraviesan el Río Bravo o el desierto de Arizona con todos los peligros que esto entraña no por conocer Disneylandia, sino huyendo del hambre.

Pero el problema de la migración no es exclusivo de los países de Centroamérica y México; la crisis migratoria es mundial. En la Unión Europea han llegado millones de migrantes africanos que atraviesan de manera rústica y, por ende, peligrosa el Mar Mediterráneo y asiáticos que llegan —no todos— a su destino después de fatigosas marchas.

Un comentario de Angela Merkel: “La migración ilegal es uno de los grandes problemas que afronta la Unión Europea, por ello la coordinación entre socios es fundamental”, provocó que Enrique Figueroa, catedrático de Ecología de la Universidad de Sevilla, hiciera la siguiente interpretación: “Esto nos conduce a tres posibilidades: La primera es desarrollar una estrategia de contención dura que impida el acceso de los migrantes. La segunda es llevar a cabo una ejecución real de los acuerdos de acogida, recibiendo el número adecuado de migrantes. La tercera es actuar en origen, ir a las causas de los migrantes para lograr que quien no desee emigrar no tenga por qué hacerlo”. La última opción que a mi parecer es la correcta requiere, sobre todo, ayuda económica y solidaria. “Esto no quiere decir que no admitamos inmigrantes —expresó Figueroa— quiere decir sencillamente que impidamos que se mueran en el camino o alcancen situaciones indignantes en nuestros países si consiguen entrar. Los programas de cooperación al desarrollo son esenciales, y los hemos olvidado, pero también las acciones que impidan el inicio de guerras y la persistencia de las mismas con pasividad permisiva de las naciones”.

En diciembre pasado, después de 18 meses de consultas y negociaciones, los países miembros de la ONU acordaron el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular; cuyos objetivos abordan el problema a todos los niveles, incluida la mitigación de los factores que llevan a las personas a abandonar sus países de origen para buscar trabajo u otras oportunidades.

A nivel mundial existen 270 millones de migrantes. Eduardo Galeano escribió de ellos: “fugitivos de la vida imposible. Les han robado su lugar en el mundo”.

Justicia poética

¿Qué le hace pensar a AMLO que el ciudadano que gane en la rifa el extravagante avión presidencial va a poder venderlo o mantenerlo en mejores condiciones de las que lo tuvo el gobierno durante más de un año? Lo ideal sería que para poner el ejemplo, López Obrador comprara un boleto y que las hadas de la fortuna hicieran el prodigio de que él ganara la aeronave.

Whatsapp

No hay por qué preocuparnos demasiado, el coronavirus va a durar muy poco porque es un producto chino.



TE RECOMENDAMOS