VEME Digital » » La hazaña de ser niña indígena y estudiar en la Tarahumara

La hazaña de ser niña indígena y estudiar en la Tarahumara


By VEME - 06/14/19 11:25 AM




La hazaña de ser niña indígena y estudiar en la Tarahumara

En la sierra de Chihuahua, 96 niñas rarámuri viven en el Tewecado, un internado donde pueden vivir y al mismo tiempo estudiar

En la sierra de Chihuahua se encuentra la comunidad de los Rarámuris que significa “los de los pies ligeros”, el pueblo indígena más numeroso del estado con 74.000 habitantes conocidos por recorrer largas distancias caminando utilizando calzados en forma de sandalias fabricadas con neumáticos usados.

Desafortunadamente, gran parte de la población se encuentra en condiciones desfavorables y el acceso a la educación no es la excepción. El 43% de los habitantes es analfabeta y uno de cada tres niños entre 6 y 14 años no asiste a la escuela, mientras que los que sí asisten deben de caminar por horas para poder llegar a su centro de estudio.

Por esta razón y para facilitar el acceso a la educación de los niños, existen escuelas con internado para que los alumnos puedan vivir ahí y seguir estudiando. “Sería ideal que las niñas estuvieran con su familia, pero al no tener los medios para salir adelante, el internado se convierte en un ayudante”; comenta la directora de una de las instituciones.

La madre superiora Begonia Sáenz es la actual directora de Tewecado internado de Santa María de Guadalupe, donde residen alrededor de 96 niñas de la sierra Tarahumara quienes después de terminar con sus clases se dirigen a su guardarropa para cambiarse el uniforme por sus faldas de colores, propios de su vestimenta tradicional.

Ella afirma que sin el Tewecado, el acceso a la educación sería muy distinto para los niños y no podrían asistir tan fácilmente debido a los altos índices de inseguridad a los que se enfrentan. Por esta razón se ven obligados a dejar a sus familias y así poder asistir a las escuelas.

La región de los rarámuri, además de ubicarse alejada de la urbanización, es conocida por ser un área de siembra y trasiego de marihuana y amapola por lo que existe una importante presencia de narcotraficantes que controlan la región, provocando que la población se enfrente a un contexto de violencia y pobreza.

Información: msn.com