VEME Digital » La cosmovisión del bastón de mando de los pueblos originarios - VEME Digital

La cosmovisión del bastón de mando de los pueblos originarios


By VEME - 12/3/18 9:13 AM




 

Tanto en el Anáhuac como en otras partes del mundo uno de los principales atributos del gobernante era representado por el cetro, pues a nivel universal el cetro simboliza el eje del mundo y el centro del cosmos; de tal modo, el soberano que lo porta se constituye a sí mismo como eje rector de ese universo.

“El cetro es, a nivel universal, un modelo reducido del bastón de mando, símbolo vertical que representa primero al hombre y después al hombre poderoso y el poder recibido de las leyes de la naturaleza (dioses)”.

El Bastón de Mando representa la unión de los opuestos y es símbolo de la armonía, el equilibrio, la unidad y la fortaleza, que sirven de guía para un gobernador.

En el antiguo Huexotzinco esos cuatro símbolos estaban distribuidos en cada barrio y el centro que significaba el corazón de la tierra.

El Gobernante o Tlatoani ya fuera del pueblo o señorío, se le entregaba. En la actualidad se hace con las mayordomías donde el gobernante sirve al pueblo y no al revés.

Este bastón está compuesto por tres partes, la parte superior es la cabeza, el centro es el cuerpo y la parte inferior son los pies.

Lleva 4 cintas cada una de ella representa un color y un elemento por ejemplo:

VERDE: representa la naturaleza, las montañas, cerros.

ROJO: representa la sangre derramada de nuestros ancestros.

AZUL: representa las venas que se manifiesta en los ríos, lagos, lagunas.

NEGRO: representa a nuestra madre tierra.

Y lleva una cinta más que es para que se pueda cargar, teniendo una simbología que es la sabiduría de las mujeres mayores, las cuales la elaboran.

Así pues, se podría decir que los motivos que llevaron a escoger éste y no otro elemento pudieron ser dos, uno la representación del poder por su visibilidad frente a los demás, el segundo porque el bastón, era el soporte de ancianos y sabios.

Con los años, con los siglos, el bastón adquirió diferentes formas y tamaños para posteriormente completarse con otros símbolos representativos que fueran fácilmente reconocibles.

En los orígenes, estos bastones eran creados por materiales naturales y decorados con espigas, ramas, plumas, etc.

Con el tiempo la madera se convirtió en metales nobles y las decoraciones se perfeccionaron con gemas, grabados y elementos añadidos.

Ayer al mandatario Andrés Manuel López Obrador, le hicieron entrega por primera vez a un presidente de la nación, cosa que nunca había sucedido con ningún otro en la historia, donde estuvieron los 32 representantes de los pueblos originarios de México que le hicieron con una ceremonia de entrega y una “limpia” tradicional (ritual con toque espiritual para proteger al que lo recibe).

Este hecho simboliza un reconocimiento por parte del gobernante a nuestros pueblos originarios reconociendo su importancia y aporte cultural en sus costumbres y tradiciones, así como la lengua en México y no sean discriminados por nadie, que una vez por todas se les escuche, se les valore y se signifique su calidad de vida, para que México recobre su identidad cultural, eso es lo que nos hará erradicar, la pobreza, y la marginación porque también tenemos derecho a ser felices y libres.

La transformación de la nación la haremos entre todos aportando nuestro granito de arena y como en el pasado con la guía de un Tlatoani sencillo, humano, al que respaldan los años y sabiduría.

Lázaro Espinoza



TE RECOMENDAMOS