La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) alertó sobre la venta de medicamentos falsificados y adulterados en dos establecimientos del Estado de México.

La dependencia federal invitó a los consumidores que realizaron compras en los establecimientos denunciados, que verifiquen la autenticidad de sus medicamentos.

Los titulares de los registros sanitarios de dichos productos detallaron que se trataba de productos falsificados, por lo que no tendrían que comercializarse en ningún establecimiento.

Por su parte, en el caso de los medicamentos adulterados, la fecha de caducidad había vencido.

El primer establecimiento denunciado fue la Farmacia Popular Gallegos e Hijos, ubicada en Sor Juana Inés de la Cruz 206, Cuautitlán, la cual ofrecía una falsificación del medicamento Tempra Forte (paracetamol), en un empaque con defectos en la impresión, tabletas de color diferente y empaque de menor tamaño.

El segundo establecimiento fue la Farmacia Popular, ubicada en Adolfo López Mateos 23, Cuautitlán Izcalli, en el que se ubicaron cuatro productos falsificados y medicamentos adulterados.

Los productos falsificados son los siguientes:

  • Duradoce, las ampolletas presentaron corrector en la fecha de caducidad.
  • Denvar, se alteró la fecha de caducidad en empaque.
  • Amaryl, el registro sanitario se encuentra cancelado desde octubre de 2019.
  • Agin, registra diferencias en comparación con el color original en color, además de contar una tipografía diferente en el empaque.

La alerta fue emitida tras una denuncia sanitaria. Ambos establecimientos fueron suspendidos en su totalidad por la Cofepris.