El tráfico de cocaína está empeorando en la región y la mayor parte de la que llega a Estados Unidos es transportada ilegalmente por Centroamérica y México, de acuerdo con el informe más reciente de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE). 

Asimismo, esta oficina de a ONU documenta que gran parte de la heroína y metanfetamina que llega a la Unión Americana, proviene de México.

Por otro lado, la Junta instó a los Gobiernos a que pongan mayor énfasis en el tratamiento y la rehabilitación, en lugar de centrarse únicamente en la prevención. 

Al respecto, María José Martínez Ruíz de la Comisión Nacional contra las Adicciones señaló que en México persisten retos en materia de prevención y rehabilitación. 

Consulta La neta de las drogas