Jóvenes exigen: «Ni un grado más, ni una especie menos»

El viernes, miles de estudiantes de todo el mundo cambiaron los salones de clases por las calles para marchar en contra del calentamiento global. En más de 1,000 manifestaciones en 89 países, los jóvenes protestaron para presionar a sus gobiernos para que tomen medidas y le hagan frente a la crisis ambiental que vivimos.

Con el objetivo de exigir a la clase política en México redoblar sus esfuerzos y cumplir con los compromisos internacionales firmados para combatir el cambio climático, jóvenes marcharon este viernes en la Ciudad de México.

Este movimiento es parte de la acción global llamada #FridayForFuture (Viernes para el futuro) que se realizó en cientos de países con el mismo objetivo: exigir medidas decisivas contra el calentamiento del planeta.

Este movimiento empezó gracias a Greta Thunberg, una activista sueca, nominada al Nobel de la Paz, que en agosto de 2018 empezó a faltar a la escuela cada viernes para manifestarse frente al Parlamento de su país.

Desde entonces, Greta ha animado a muchísimos jóvenes y adultos a unirse al movimiento Youth Strike for Climate que reclama que los gobiernos le han fallado a las generaciones futuras al no frenar el calentamiento global. Además, pide que los líderes mundiales cumplan con lo que se comprometieron en el Acuerdo de París.

El tratado, que se firmó en 2015 y que va a empezar a funcionar en 2020, tiene como objetivo disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero para limitar el aumento de la temperatura de la Tierra entre 1.5 y 2 grados.

¿El detalle?

Como este tratado no habla de sanciones que obliguen a los países a cumplir lo acordado, los estudiantes quieren que los gobiernos implementen más legislaciones ambientales y que sean más transparentes para que la gente pueda ver si en verdad están cumpliendo sus promesas. Lo bueno es que también el viernes, en países como España y Alemania, grupos de estudiantes y profesores firmaron una serie de acuerdos para presionar a sus gobernantes.