VEME Digital » » Inexistencia de información y derecho a la privacidad

Inexistencia de información y derecho a la privacidad


By VEME - 01/14/20 8:44 AM




SIGNOS VITALES

Alberto Aguirre

Para los servidores públicos, la rendición de cuentas es obligatoria. Para la familia del presidente de la República, tal exigencia no está mandatada por la legislación en la materia, ni siquiera su esposa.

Durante los últimos dos años, la Plataforma Nacional de Transparencia gestionó casi un centenar de solicitudes de información sobre la esposa y los hijos adultos de López Obrador. Antes de la campaña presidencial, un usuario solicitó información sobre “los cargos y funciones” desempeñados por la esposa y los hijos de AMLO en Morena. La directiva del partido contestó, vía oficio, que no localizó en sus archivos documento alguno que diera cuenta de que formaran parte de la estructura partidista o que recibieran algún pago de salario.

“Por lo que se refiere a la campaña se hace de su conocimiento que los ciudadanos en mención, al ser parte de la familia del C. Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia de la República, sean quienes lo acompañen a diversas reuniones que forman parte de la agenda de eventos políticos sin necesidad de contar con un cargo partidista para hacerlo”, puntualizó.

Felipe León López solicitó al vocero de Quintana Roo el registro público de la propiedad (sic) de Gutiérrez Müller, de los hijos del presidente y Rocío Beltrán, además de Martín y José Ramiro López Obrador. Tras de una “búsqueda exhaustiva” en los archivos, no se encontró registro alguno de propiedades a esos nombres.

Al triunfo de AMLO, Gutiérrez Müller rechazó ser descrita como primera dama y al arranque de la 4T no asumió la titularidad del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, en vez de eso, aceptó presidir el consejo asesor de la Coordinación Nacional de Memoria y Cultura de México, un cargo honorífico, por el que no devenga sueldos o prestaciones.

No obstante, han llegado solicitudes de información para requerir copia de los oficios y correos electrónicos enviados por la esposa de AMLO como funcionaria de la Coordinación Nacional de Memoria y Cultura de México.

La UACM atendió la solicitud de información 3700000020918. El subdirector de Recursos Humanos de esa casa de estudios, Jorge Gómez López, confirmó que Gutiérrez Müller no forma parte de la plantilla de empleados de la UACM, por lo que no podía dar información sobre “el sueldo mensual y toda clase de prestaciones, así como el cargo o docente, o cualquier tipo de contrato o empleo que tenga”.

Una solicitud, exactamente en esos términos, recibió la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; Gutiérrez Müller anticipó su respuesta al INAI: hace 12 días recibió la plaza definitiva, como profesora de tiempo completo en el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades, con las prestaciones de ley.

“Esta solicitud no está relacionada con una genuina curiosidad sobre mi desarrollo académico, sino que obedece a intereses ajenos a mi trabajo profesional”, refutó, “el objetivo, explicado de manera sencilla, es evitarme contestar este tipo de cuestionamientos cada tercer día”.

En las redes sociales ha comenzado a circular profusamente información sobre el Ejecutivo personal y su familia. Mientras la esposa del presidente usaba Facebook para divulgar información sobre su cargo académico, en Twitter aparecía un pantallazo de una consulta realizada al SAT sobre la homoclave LOOA 531113 FI5, cuyo tenedor “no está registrado en el padrón de contribuyentes”.

Las benditas redes sociales sirven para ofrecer enternecedoras imágenes —AMLO en la barbacoa de Tulancingo, con su hijo Jesús Ernesto, o en El Cardenal ayer, para festejar a su esposa— o para desvelar información reservada: el nacimiento, hace una semana, del nieto del presidente de México, en Houston, Texas. El hijo de José Ramón López Beltrán y Carolyn Adams se llama Salomón.

Efectos secundarios

DESLINDES. Con tres semanas de retraso, llega a este espacio una carta remitida por Marco Antonio de Stéfano, director de regulación y transparencia del Consejo de Salubridad General de Salubridad, para informar que el secretario de esa instancia no ha tenido noticia de quejas, denuncias o demandas de las firmas Falcón, Dicipa, Impromed, Centrum y Selecciones Médicas del Centro, que impugnaran la licitación de los servicios de laboratorios de análisis clínicos y bancos de sangre. Sin ánimo de polemizar: desdeñar esas afirmaciones no significa que estas sean falsas. Y, en efecto, toca a las autoridades competentes deslindar responsabilidades. ¿O de veras cree que el licenciado de Stéfano que referir a las quejas de un sector de la industria es menoscabar ilegítimamente la honorabilidad de su jefe?



TE RECOMENDAMOS