El INAI informó que prepara una controversia constitucional contra la decisión del presidente.

Argumenta que desea evitar que el gobierno reserve, por seguridad nacional, de manera generalizada y anticipada, la información sobre sus obras y proyectos. En esto hay un choque entre lo que se considera como seguridad nacional de acuerdo con la ley, y el derecho a la información. El tema, como muchos otros, va que vuela rumbo a la suprema corte.

Advierte una posible transgresión al Artículo 6 de la Constitución, ya que la seguridad nacional es un presupuesto de reserva de la información, de Acuerdo al artículo 113 de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

“Se corre el riesgo de que los sujetos obligados que generan la información de estos proyectos puedan pretender reservar información con base en el Acuerdo, lo cual vulneraría el derecho de acceso a la información”, señaló el organismo.

Los líderes parlamentarios integrantes de la coalición opositora Va Por México advirtió que presentarán una controversia constitucional ante la SCJN contra el decreto presidencial que declara las obras y proyectos federales como de seguridad nacional.

Los coordinadores de los grupos parlamentarios del PAN, Jorge Romero Herrera; PRI, Rubén Moreira Valdez; y PRD, Luis Espinosa Cházaro, en la Cámara de Diputados, rechazaron el acuerdo presidencial al señalar que es violatorio de la Constitución, al tiempo que indicaron que analizan interponer un acción de inconstitucionalidad ante la SCJN por dicho acuerdo.

“Desde nuestro punto de vista, el decreto de ayer (lunes) lo único que hace es erradicar o dejar de lado a las dependencias, en la parte que tiene que ver con los permisos y las autorizaciones, y enrutarlas en la línea de estar al servicio del titular del Ejecutivo Federal”.